El desmentido de Hyundai

Por El Informante

El desmentido de Hyundai

Llamó la atención esta semana el anuncio que hizo el propio gobernador Jaime Bonilla y el secretario de Economía Sustentable del Estado, Mario Escobedo, sobre la supuesta clausura de la empresa Hyundai, debido a problemas de contaminación con plomo, de lo que según se habían quejado vecinos de la zona donde se encuentra ubicada.

Pero resulta que la empresa emitió un comunicado desmintiendo que haya sido clausurada y que por el contrario de lo que se decía, contaba con certificaciones y reconocimientos de la autoridad medio ambiental federal por el manejo de sus residuos.

La situación provocó el enojo del mandatario, y se fue con todo contra la Profepa, pues lo hicieron quedar mal. Lo curioso es que a su lado estaba el delegado federal único Jesús Alejandro Ruiz Uribe, que se supone lleva el control de las delegaciones federales en la entidad.

No se tiene antecedente de un caso como este en BC, en donde una empresa desmintiera un boletín oficial del gobierno estatal. Un anuncio por parte del gobierno que no se midió, pues pudo tener serias repercusiones para una empresa internacional que cotiza en la bolsa.

Coincidentemente Hyundai ha dado entrada en sus instalaciones a candidatos panistas en campañas políticas, pero pues es solo una coincidencia.

Y también del cimarrón

Otro asunto también sonó mucho por las redes sociales y en los medios, que fue la caza de un borrego cimarrón por parte de un estadounidense, supuestamente realizada en la sierra Tecate. La caza de esta especie está prohibida en Baja California desde hace casi tres décadas.

Tanto fue el alboroto, que el mismo titular de la Secretaría de Economía Sustentable, Mario Escobedo, dijo el lunes pasado que presentaría una denuncia ante la Profepa. Hay que recordar que los asuntos de Medio Ambiente competen a dicha Secretaría.

El asunto se volvió noticia nacional, pero la cuestión fue que la cacería tuvo lugar en Baja California Sur, donde sí es permitida, y no en nuestra entidad. ¿Por qué se dio la confusión? Al parecer en fotos que compartió el cazador en sus redes sociales utilizó el hashtag #Tecate… la cerveza con la que estaban festejando.

Nuevo jefe militar

Con el propósito de tener más contacto con la comunidad, el festejo central del Día del Ejército se realizó en Mexicali en la Plaza Centenario y no en el cuartel de la Segunda Región Militar, donde incluso se acostumbraba compartir un desayuno con los invitados.

La del miércoles fue una ceremonia sencilla que encabezó el gobernador Jaime Bonilla, con la asistencia de funcionarios de todos tipos y calibres de los tres órdenes de gobierno y aunque la intención al hacerlo ahí era estar más cerca de la gente, pues eran los mismos que acuden al cuartel, salvo la presencia como siempre de grupos de niños estudiantes.

Llamó la atención es la ausencia del general de división, Gabriel García Rincón, comandante de la Segunda Región Militar, ya que en su lugar se encargó del discurso el comandante de la Segunda Zona Militar, Pablo Alberto Lechuga Horta.

Según se corrió la versión que García Rincón dejará la Comandancia para ser asignado a otras tareas dentro de la Sedena a partir del próximo 1 de marzo. Fue nombrado Comandante de esta Región desde diciembre del 2017. Aún no se sabe el nombre de quien podría sustituirlo en caso de que se confirme esta versión de su cambio.

Se relaja tema seguridad

Luego de la destitución del director de la Policía Municipal de Tijuana, Carlos Betancourt y la salida de Alejandro Lares Valladares como director de Enlace Internacional de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, como que se soltaron los demonios y se relajó la seguridad de la Ciudad.

Entre la comunidad empresarial hay preocupación de que regresen aquellos días del 2007, 2008, cuando quedaron vacíos los restaurantes y centros comerciales por temor a lo que pudiera suceder en cualquier momento y cuando algunas familias prefirieron irse a vivir a otras ciudades como medida de seguridad, ojalá y esos días no regresen.

Y no es para menos la preocupación: En los últimos días en la ciudad se han registrado la desaparición y asesinato de mujeres, dos marchas protesta contra la inseguridad, asesinatos de comensales presuntamente ligados al crimen organizado en dos restaurantes de la Zona Río -en la llamada “Zona Blindada” ni más ni menos- y el miércoles por la noche, una balacera a una cuadra del Centro de Gobierno, en lo que fue al parecer un intento de robo de autos usados de un negocio que está por ahí cerca de la sede de la Coparmex en Tijuana.

Seguramente hay mucho trabajo de la Policía Municipal, pero como que no resulta suficiente ante la magnitud del problema, por lo que urge una mayor presencia de la federación, y lo que no ha habido en muchos años: Investigación y combate con inteligencia a los grupos que se disputan la plaza. Ojo, no se vale echar culpas al pasado para justificarse, ya que desde mucho tiempo atrás ya sabían cómo estaba el panorama. Evidentemente la política de “abrazos no balazos” no está dando resultados.

Ante esta problemática anoche mismo llamó a una conferencia de prensa urgente para hoy jueves, el presidente de la Coparmex Tijuana, Roberto Rosas.

Rechazo a regularizar chuecos

No hay ciudadano que cumpla religiosamente con sus impuestos que esté de acuerdo con la circulación de autos “chocolates”. Hay un rechazo mayoritario, ya que son un verdadero problema para la seguridad y todo lo que significa el asunto vial de Baja California y de Tijuana en particular.Sin embargo, sigue sin existir poder humano que ponga control, aunado a que representa además un problema social.

El gobernador Guadalupe Osuna Millán metió a la cárcel a Fidel Villanueva, líder de Anapromex y después salió libre; Kiko Vega intentó “engomarlos” y darles un folio para tener un control y que pagaran algo al estado por andar circulando, cuando menos. Ahora el gobierno de Jaime Bonilla quiere crear un padrón y un instituto para este tema, que finalmente es muy parecido a lo que intentó hacer Kiko.

En aquella ocasión la Asociación Mexicana de Distribuidores de Autos, le pidió a Kiko no realizar el Diagnóstico para la Identidad Vehicular en BC, eso fue en abril del 2019. El argumento era que se trataba de un mecanismo viciado de origen, por lo que se combatiría una ilegalidad con otra ilegalidad.

Guillermo Prieto Treviño, presidente del AMDA, le envió al gobernador una carta en la que le explicaba que “engomarlo” los autos chuecos era contrario a lo establecido en la Constitución Política del País y que era una medida que estaba por encima del Código Fiscal de la Federación, la Ley del Registro Federal Vehicular y la Ley sobre Metodología y Regulación. “No es posible consentir, tolerar y hasta pretender premiar mediante certidumbre de la posesión del bien obtenido mediante contrabando en México, cualquiera que fuese el nombre del programa establecido por la autoridad estatal: sea censo, registro o diagnóstico”, decía la carta de la AMDA.

El panorama no es muy distinto ahora, como se le llame “Instituto”, “engomados”, “padrón”, o lo que sea, como que no tiene las bases jurídicas; buena la intención, pero se corre el riesgo de que los pillos que han manejado ese tipo de organismo como el de Anapromex, se sigan saliendo con la suya.

De Martín a Moisés

En una reunión reciente, a David Gutiérrez Inzunza, titular de la Unidad Regional de Protección Contra Riesgos Sanitarios, se le olvidó el nombre de Martín Muñoz, presidente del Clúster Gastro-Turístico, con quien estaba firmando un acuerdo.

Al micrófono una y otra vez, cada que se refería al chef Muñoz lo nombraba “Moisés”, lo que en un prinicpio sacó risas entre los presentes, pero luego se volvió una situación casi incómoda. A la enémisa vez que le dijo “Moisés”, Muñoz, tan discreto como le fue posible, le dijo al oído que su nombre era “Martín”. Sin inmutarse, Gutiérrez Inzunza de inmediato argumentó que no importaba tanto quién era, sino qué hacía, “¡y tú eres un líder!”, le dijo. Así fue como se la sacó.