El daño de la inflación

Por Roberto Rosas Jiménez

Hace 21 años que México no enfrentaba niveles tan altos de inflación, que no es otra cosa más que el incremento generalizado y permanente en el precio de los bienes y servicios, y que termina por deteriorar el poder adquisitivo de las personas y familias. 

La inflación es el cáncer de la economía, y debe controlarse porque a quienes más afecta es a las personas de menores ingresos, a quienes simple y sencillamente cada día les alcanza para menos.

En Coparmex nos sumamos al llamado del Ejecutivo Federal para aportar nuestro “granito de arena” porque creemos que antes que empresarios somos ciudadanos que creemos en México, y si hemos impulsado desde hace algunos años incrementos al salario mínimo para que los trabajadores mejoren su calidad de vida, también debemos colaborar para frenar la escalada inflacionaria. 

En Coparmex celebramos el lanzamiento del Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC) porque no implica establecer controles de precios, aparte que vemos como un acierto que sea un acuerdo voluntario y que haya surgido del diálogo, tomando en cuenta la voz del sector empresarial.

Es muy positivo que se haya establecido un plazo de seis meses para su aplicación y que incluyera acciones por parte del gobierno como la reducción de costos y tiempo en el despacho aduanal y los operativos para aumentar la seguridad en carreteras y con ello evitar el robo de mercancías.

Además de medidas que tratan de impactar en precios a través del no encarecimiento del transporte de mercancías: la exención de Carta Porte para los 24 productos básicos y sus insumos, no aumentar las tarifas de peaje, y no incrementar tarifas ferroviarias. A esto se suma la eliminación de cuotas arancelarias de productos básicos y sus insumos, así como la cuota compensatoria de sulfato de amonio para su uso como fertilizante.

Es importante reconocer el origen de la escalada inflacionaria que surge de un contexto global no solo nacional, por lo que el PACIC pudiera no tener todos los alcances deseados ya que existen fenómenos que salen del control de los actores nacionales.

Al tener una economía abierta, los precios de insumos y bienes se fijan en el exterior y el aumentar la oferta de productos agrícolas como los granos, no se podrá dar en el corto plazo ya que dependemos de los ciclos de cosecha.

Hay elementos que desde Coparmex consideramos que podrían fortalecer el PACIC:

  1. Se debe de reforzar la competencia interna. Los nombramientos pendientes de la COFECE son urgentes. 
  2. Estrategia para atacar la extorsión. Esto debe hacerse además de mejorar la seguridad en carreteras. 
  3. Se debe dar prioridad al campo mexicano. Debemos dotar a los productores de herramientas para tecnificar y hacer eficientes sus procesos, para contar así con mayor oferta de granos. Actualmente, México es el principal importador del maíz (38% del consumo nacional se importa).
  4. Será fundamental evaluar constantemente el avance, resultados e implicaciones del PACIC en un diálogo abierto.
  5. Incluir a pequeños comerciantes y productores en el diálogo permitirá ampliar el alcance del PACIC.

 Uno de los pilares en el Modelo de Desarrollo Inclusivo que impulsamos desde Coparmex, es que las familias tengan garantizado su bienestar y eso comienza logrando que sus ingresos alcancen para lo necesario. 

Pongamos juntos un freno a la inflación.