El Club Campestre se defiende ante la intención de expropiación, directivos muestran título de propiedad

Directivos y representantes legales del Club Campestre: Fotografía: Martin Méndez Pineda / Infobaja

Por Martin Méndez Pineda
mmendez@ingfobaja.info

Tijuana.- El presidente del Club Campestre de Tijuana, Mario Gastón Toledo Castillo, se reunió este día con directivos y representantes legales de la corporación deportiva y social para dar a conocer los avances sobre la defensa legal que se lleva a cabo ante la intención de expropiación por parte del Gobierno del Estado, declarando que cuentan con toda la documentación y títulos de propiedad legales.

Gastón Toledo, explicó que la finalidad del Gobierno del Estado de expropiación del Club Campestre no tiene fundamentos legales, ya que el inmueble cuenta con toda la documentación legal que avala ser una propiedad legítima y no hay manera de que este se pueda despojar, ya que, de ser así, esto iniciaría una serie de hurtos de las propiedades en todo el estado, lo que podría en riesgo el patrimonio de los tijuanenses.

En la conferencia, el abogado defensor de la institución Adolfo Solís y el presidente del Club Campestre de Tijuana, Mario Gastón Toledo Castillo, mostraron la portada de lo que sería el título de propiedad del club, en el cual se podía leer que provenía de la notaría número seis, Lic. Eduardo Illades Villafaña, de Tijuana Baja California con fecha del día ocho de enero del año 1973, con el testimonio de la escritura número 4,147 del Volumen 67.

Adolfo Solís, abogado defensor del Club Campestre: Fotografía: Martin Méndez Pineda / Infobaja

“Estamos aquí reunidos para informarles a los medios locales, nacionales y sobre todo a los socios de nuestro Club Campestre y a los tijuanenses en general, lo relativo al intento de expropiación que se generó el pasado 14 de abril del año en curso, que afecta directamente a las familias tijuanenses porque formamos parte de la historia importante de esta ciudad a la que amamos tanto, aquí convivimos día a día más de 800 familias que asisten al club, no solo para hacer ejercicio, sino que asisten también para crear una sociedad sana alejada de los vicios”, dijo Mario Gastón Toledo Castillo.

En el evento, Gastón Toledo Castillo, respondió a las declaraciones del gobernador del estado, Jaime Bonilla, quien había dicho que el Club Campestre era una cantina privada.

“El Club Campestre les pertenece a las familias que desde hace 73 años hemos contribuido a generar empleos dignos, familias saludables, hombres y mujeres preparados para afrontar las adversidades que este México nos plantea, es falso que el Club Campestre sea una cantina, no señores, aquí acudimos hombre y mujeres dignos, tijuanenses preparados con el justo derecho de tener un club social, esto es un club familiar”, agregó el presidente del Club Campestre.

Asimismo, explicó Gastón Toledo Castillo, que es falso que el inmueble tenga adeudos con el municipio y el estado, por lo que de ser necesario presentarán todos los documentos que confirmen los pagos y registros de que todo está conforme a la ley.

“Mienten aquellos que afirman que no somos legítimos dueños, declaran falsamente los que aseguran que el Club Campestre tiene adeudos con el municipio, con las autoridades estatales y con las autoridades federales», dijo Mario Gastón Toledo.

«Estos son todos los documentos que avalan la titularidad del inmueble que es nuestro, si cedemos ante esto el siguiente paso nos podrá quitar las casas donde vivimos y destinarlas a cualquier otra persona, a cualquier otra cosa o cualquier otra actividad, tenemos que cuidar nuestra seguridad en el patrimonio de las familias mexicanas, y aquí en el patrimonio de la familia campestre”, agregó.

Por su parte, el abogado defensor de la institución Adolfo Solís, explicó que el gobierno del estado han realizado modificaciones y alteraciones a las partidas registrales, mismas que han sido denunciadas ante los jueces federales, ya que estas modificaciones necesariamente se tendrían que revertir, “a nadie se le puede borrar su pasado histórico, a nadie se le puede sustituir o hacer dudosos sus derechos, ya que la propiedad es uno de los derechos humanos más importantes del estado mexicano».

Ademas, Adolfo Solís, explicó que “sino garantizamos la propiedad entonces nos encontraremos expuestos a que cualquier funcionario por decisión propia, política y por intereses de partido cambie, manipule o cree nuevas partidas, esto expondría a la sociedad completa, cualquier opositor, cualquier periodista o cualquier funcionario, cualquier grupo que no estuviera con los intereses del gobierno simplemente sería eliminada su tu propiedad, hoy la defensa que se hace es técnica, no se trata de un debate mediático a ver quien declara menos, se trata de una contienda legal”.

“Como habrán escuchado el Club Campestre a empezado una defensa, y no es una defensa solo de un club, estamos defendiendo que no se abra una puerta a Latinoamérica para llevar a cabo una serie de expropiaciones por decisiones políticas, las causas de utilidad pública requieren un sustento técnico, las causas de utilidad pública requieren tener bases legales y constitucionales, cuando se trata de apropiación se deben de cumplir extremos que debes de satisfacer todos los parámetros que existen en el ámbito constitucional y en el ámbito legal”, agregó.