El Camino

El Recomendador

Este es un film sobre el Camino de Santiago que se estrenó en dos mil diez. Se muestra la historia de un médico que recorre tal camino con la pena de haber perdido a su hijo en ese lugar. Está muy bien actuada por Martin Sheen como Thomas «Tom» Avery, Deborah Kara Unger, como Sarah, James Nesbitt como Jack, Yorick van Wageningen como Joost y Emilio Estévez como Daniel Avery.

El recorrido por Francia y España cuenta con paisajes fascinantes y de personajes            que recorren que recorren el Camino de Santiago. Sus originales historias se adentran en la vida espiritual de los peregrinos, aún de los que se niegan a relacionar su recorrido con la fe. Al final, muchos, aún de los que no creen les cambia algo de lo que es su vida.

En la Edad Media da inicio esta peregrinación. Al final, en Santiago de Compostela se extiende un certificado escrito en latín a los peregrinos que recorrieron ese camino, por tener los sellos o visados en su “pasaporte” de que pasaron por diversos lugares y hospedajes. Se muestran diversas historias personales tocadas por un factor de espiritualidad que les resulta del momento mismo en que deciden peregrinar, y que los acompaña en muchos de los momentos de su recorrido; sobre todo, al final del peregrinaje: la vida y el corazón les cambia a muchos que recorren este camino.

Para entender mejor lo que hay en esta peregrinación, hace falta saber que en Santiago de Compostela fueron traídos los restos de Santiago, el Apóstol de Jesucristo que convirtió al cristianismo a tantos en España y que al regresar a Jerusalén murió mártir y que dejó a siete de sus discípulos que continuaron con la evangelización de España de la que es su santo patrono.

Cuenta la Wikipedia que Santiago de Zebedeo o Jacobo de Zebedeo es conocido en la tradición cristiana como Santiago el Mayor para distinguirlo del otro discípulo del mismo nombre. Nació en Betsaida, Galilea. Fue hijo de Zebedeo y Salomé, y hermano del Apóstol Juan.

Escribió la famosa epístola que llama mentirosos a quienes presumen de tener fe, pero no pueden acompañar su testimonio con las obras del amor que se deriva de la fe. A Santiago y Juan, Jesús les puso el sobrenombre de “hijos del trueno” porque en el evangelio de san Lucas se cuenta que ambos desean invocar a Dios para que consuma a fuego a una ciudad de samaritanos. Jesucristo los llamó cuando estaban pescando en el lago de Genesaret. Ambos asistieron junto con San Pedro a la transfiguración de Jesús, a la oración en el Huerto y en el último milagro de Jesús ya resucitado que se apareció a orillas del Lago de Tiberíades y tuvo lugar la pesca milagrosa.

La película muestra la misteriosa huella que ha dejado esta peregrinación en muchos que la han hecho desde la Edad Media a nuestros días.