El Alquimista: Sir Richard

Regresando un poco a los orígenes de esta columna, donde hablábamos de empresas exitosas y de directores audaces.

Estos días he leído un sin fin de notas y artículos sobre mi millonario favorito y su extraordinaria marca que va por una oportunidad en el apetitoso mercado mexicano de las comunicaciones, así que es buen momento de platicarlo.

Richard Branson, que estuvo a punto de ahogarse hace 40 años en Cozumel y que dicho sea de paso la Reina Isabel le concedió hace algún tiempo el título de Sir, por todas las cosas buenas que le ha generado a la Commonwealth (integrada por 53 países), él y su marca Virgin, que nadie sabe qué haría el uno sin la otra o la otra sin el uno, porque ha sido el vocero universal de una marca, que lo mismo vende teléfonos, vestidos de novia, viajes espaciales, refrescos, discos, libros, en fin hay miles de productos y servicios bajo la misma denominación, que además ha ido en contra de todas las teorías del marketing sobre la protección del branding, ya que ha tenido grandes fracasos comprometiendo a Virgin y sale ileso y fortalecidas sus empresas. Como diríamos en México, “siempre cae parado”.

Para conocer un poco más del mejor emprendedor del mundo (según mi opinión), creo que hay que platicar un poco más de él: Sir Richard Charles Nicholas Branson, nació el 18 de julio de 1950, es un magnate inglés; conocido por su marca global, Virgin, que cuenta con más de 360 empresas que forman Virgin Group.

Richard fundó su primera empresa con éxito a los 16 años, cuando publicó una revista llamada Student. En 1970 creó un registro por correo para las empresas. En 1972, abrió la cadena de tiendas de discos Virgin Records, más tarde evolucionó a Virgin Megastores y rebautizada como Zavvi a finales de 2007. Con su extravagante estilo competitivo, la marca Branson’s Virgin creció rápidamente durante la década de 1980; creó Virgin Atlantic Airways y la ampliación de Virgin Records, el sello discográfico. RB es el número 255 en la lista de Forbes de los más ricos del mundo y el cuarto de los más ricos del Reino Unido, ya que tiene un patrimonio neto estimado de 4 mil 600 millones de dólares.

Todo lo anterior no pasarían de ser datos interesantes de un emprendedor exitoso, si no fuera porque este personaje hoy ha decidido incursionar en el mercado mexicano, con la disparatada idea de competirle a nuestro Rey Midas Azteca, nada más ni nada menos quiere: “Que todo México sea territorio Virgin”, ¿cómo la ven?, eso es ¿valor o locura?

La verdad es que en Chile tiene 140,000 usuarios y en Colombia 30,000 de Virgin Mobile Latin America (VMLA), así que para los cerca de 70 millones de usuarios que tiene Telcel (71% del mercado) creo que a Slim no le quita el sueño; lo que es de admirar de Branson es que ha fundado empresas siempre para competir contra monopolios y en el caso de los aviones y los trenes lo ha hecho muy bien, siempre mejorando el servicio y el precio.

Sir Richard bienvenido a México, Tijuana sería un maravilloso lugar para empezar.