El Alquimista: Sindex

Todas las semanas rigurosamente llega el momento en el que me siento enfrente de la Mac, pongo cara de interrogación y espero a que alguna de las musas circundantes me toque con su inspiración.

Esta semana fue curiosa, porque tome un avión de San Diego a Atlanta, como parte de mi destino final: Madrid (solo para seguir trabajando), en esa primera parte el capitán dijo: “Tiempo estimado de vuelo 3 horas con 33 minutos”, o sea 333, ya que en el imaginario popular el 666 es el número de la bestia, dije: “medio bestia” y me llegó la inspiración diabólica, por lo que rápidamente decidí cual sería el tema, después de haber barajado varios en mi dañada cabeza.

También coincidentemente había terminado de leer Foreign Policy, en donde el artículo de portada era: “The global business of vice”, así que todo indicaba que tenía que platicarles sobre el “SINDEX” o que traducido, quedaría como el índice del pecado global.

Me explico, este es el primer índice serio que publica datos centrados en los vicios, diría Napoleón Bonaparte: “Los hombres son más fácilmente gobernados por sus vicios que por sus virtudes”, así que en virtud (nunca mejor dicho) que mi espacio es breve, solo trataré de sembrar la semilla de este polémico índice.

Vanidad: En las inyecciones de botox: Lideran nuestros vecinos con el 21% del mundo. La rinoplastia: ganan los chinos (11% de todas las del planeta), seguidos por los Nipones.

Pereza: Aquí se van a sorprender, los más flojos son los alemanes, solo trabajan 1,381 horas promedio al año (pero altamente productivas), adivinen quiénes tiene el record de los más trabajadores, pues los mexicanos, 2,226 horas de trabajo, pagadas pero con poquísima productividad.

Apostadores: Australia y Singapur, son los que más lana pierden al año, $1,288 y $1,174 dólares por persona respectivamente.

Alcohol: Los surcoreanos son los que más pisto duro consumen: 24 litros per cápita al año. Para decepción de los cachanillas, que se ufanan de ser los más cerveceros, pues no, son los habitantes de las Islas Cook, con 182 litros por isleño, y los franceses con el vino, 55 litros por cabeza.

Drogas: Italianos, neozelandeses, gringos y nigerianos se fuman el 15% de la mota del mundo. El Salvador se mete el 3.3% de las metanfetaminas globales y Escocia el 2.4% de la cocaína.

Glotonería: En Samoa están los más obesos de todos, considerando un índice de masa de 30 en adelante, donde 3 cuartas partes de la población son gorditos (cuando gateaban diría mi hijo).

Los austriacos son los que más calorías consumen, 3,800 al día, pero las necesitan para enfrentar la vida y el clima, de hecho 9 de los 10 países con mayor consumo calórico por persona, son europeos, pero el otro que ocupa el segundo lugar es Estados Unidos.

Para terminar con todos estos excesos, creo que es justo comentar quiénes son los que más lujitos se dan: Los japoneses gastan 339 billones al año en consentirse, más que todo el mundo, excepto los gringos. Me faltó el tema del sexo, pero lo dejamos para otra ocasión.