El Alquimista: Miénteme… Si puedes

Todo empezó derivado de mi interés por las series de televisión, particularmente viendo “Lie to me”, me impresioné con la capacidad y transparencia que tiene el cuerpo para decir la verdad, lo que hace que la mente sea la que quiera o tenga que mentir ante determinada ocasión.

 Así que decidí tomar el curso de detección de mentiras, comenzando con el lenguaje corporal, que se define como:

Un medio de transmisión de información, al igual que la palabra hablada, que se lleva a cabo a través de expresiones faciales, gestos, contacto (háptica), movimientos físicos (cinésica), posturas, ornamentación corporal (ropa, joyas, peinados, tatuajes, etc.) e incluso el tono del timbre y volumen de voz (más que el contenido hablado).

Los comportamientos no verbales constituyen aproximadamente entre el 60 a 80% de toda la comunicación interpersonal y en algunas ocasiones, como durante el acto sexual puede llegar al 100% en comparación con solo las palabras que representan un máximo del 10%. Este tipo de comunicación puede revelar los varaderos pensamientos, sentimientos e intenciones de una persona. No se asusten, realmente es una forma de interacción silenciosa, espontanea, sincera y sin rodeos, para expresar la verdad de las palabras no pronunciadas.

Tenemos cerebro sincero y mentiroso. Las reacciones límbicas de supervivencia no solo se remontan a nuestra infancia, sino a nuestra ascendencia como especie humana, están integradas a nuestro sistema nervioso, por lo que es difícil ocultarlas o eliminarlas. Es como intentar reprimir una reacción de sorpresa ante un fuerte ruido aunque lo preveamos, por lo que los comportamientos límbicos son sinceros y fiables, son verdaderas manifestaciones de nuestras intenciones. Solo hay tres respuestas límbicas en el lenguaje corporal para sobrevivir: Paralización, huida o lucha.

A manera de resumen les puedo compartir los 10 mandamientos para observar y descifrar con éxito la comunicación no verbal, que sería la antesala para saber si alguien nos miente (según Joe Navarro, experto del FBI). Van.

Sé buen observador de tu entorno. Observar dentro del contexto es la clave para comprender el comportamiento No verbal. Aprende a reconocer y a descifrar los comportamientos No verbales que son universales. Aprende a reconocer comportamientos No verbales idiosincrásicos. Cuando te relaciones con los demás establece una línea base de comportamientos. Busca comportamientos gestuales que ocurran de forma consecutiva. Observa alteraciones en el comportamiento de la persona, que pueda indicar cambios en sus pensamientos, emociones o intereses. Aprende a detectar señales No verbales erróneas o falsas. Distinguir entre el bienestar y el malestar de la persona. Y por último cuando observes a los demás hazlo con discreción. Acuérdate que lo percibes visualmente, auditiva o kinestésica, usa todo a tu alcance, no te limites a un solo sentido y obtendrás mejores resultados.

Estimados lectores este artículo fue una probadita de algo que implementaré para hacer análisis en la futuras campañas políticas, para tratar de descifrar lo que nos espera con las promesas de campaña, sin importar colores o ideologías, solo observando a las personas y comparando lo que dicen con lo que en realidad transmiten, nos vemos pronto.