El alquimista: Lorenzo

Hoy es uno de esos días en los que mi mente estaba totalmente en blanco, sin lograr poner una sola letra en esta hoja, y con el tiempo encima para la entrega de mi artículo semanal, buscando compartir con ustedes algo que nos ayude a todos a ser mejores personas y empresarios.

Cuando de repente veo el internet convulsionado por la fatídica noticia sobre la muerte de Lorenzo Zambrano en Madrid, así que, creo que para los que escribimos sobre temas de empresa, no habría una noticia más importante, que la pérdida del presidente de Cemex.

Debo confesar que a Don Lorenzo lo he admirado desde siempre, esto derivado de cómo fue poniendo a Cementos Mexicanos en el mapa, hasta llevarla a ser la segunda cementera más importante del mundo. Esta historia ha tenido de todo: Crecimiento en el valor de la acción, caídas abruptas, reestructuras de más de 15 mil millones de dólares en deuda, cambio del total de su equipo directivo, crisis de la construcción, acusaciones de dumping, bloqueo por parte de los gringos, conectes y desconectes políticos, en fin no me alcanzaría el espacio para narrar más de 100 años de historia de la cementera.

Pero, ¿Quién es Lorenzo?, Lorenzo Hormisdas Zambrano Treviño, nacido en Monterrey, Nuevo León, el 27 de marzo de 1944, empresario Mexicano, director general y presidente del consejo de administración de Cemex, fue hijo de Lorenzo Zambrano Hellion y Alejandrina Treviño Madero (pariente de Don Francisco). Se graduó como ingeniero mecánico administrador en el Tecnológico de Monterrey en 1966, y obtuvo la maestría en administración de empresas en la Universidad de Stanford en 1968.

Ingresó a Cemex desde abajo, y durante 17 años desempeñó diversos cargos operativos y ejecutivos, incluyendo la gerencia de la planta de Torreón y la dirección de operaciones. En 1985 fue nombrado director general, y desde abril de 1995 también fungió como presidente hasta el 12 de mayo de 2014 (cuando muere en Madrid). Cemex es una de las compañías globales más importantes de la industria de materiales para la construcción.

Fue miembro del Consejo de Administración de IBM, y también sirvió en el Consejo Consultivo Internacional de Citigroup International, el Consejo Asesor de Empresas Allianz y los Consejos de Administración de Alfa, Grupo Financiero Banamex, Femsa, Empresas ICA, Televisa y Vitro. De 1997 a 2012, ocupó el cargo de Presidente del Consejo del Tecnológico de Monterrey. Además, también fue miembro del Consejo del Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey. La revista Forbes estimó en 2006 el valor de sus activos en 1,800 millones de dólares y lo clasificó en el lugar 428 entre las personas más ricas del mundo.

Que descanse en paz Lorenzo, un mexicano global, que puso a México en el mapa, peleando al tú por tú con los grandes para tener la empresa más globalizada de nuestro país y una de las mejores del mundo, él es un claro ejemplo de un extraordinario director Mexicano, que nunca tuvo miedo de salir a competir y conquistar al mundo.