Economía e historia

Por Carlos Murguía Mejía

No es cosa menor el comentar que nuestro País, es una pieza angular en la geopolítica económica del continente. México es un referente histórico en muchos sentidos: transitar de los gobiernos militares a los civiles sin derramar una gota de sangre habla bien de la madurez de los políticos para arribar a esa circunstancia sin sobresalto mayor (Presidente General Manuel Ávila Camacho/Lic. Miguel Alemán Valdés). Por otra, un partido hegemónico en el poder por un largo periodo (PRI), y arribar a finales del siglo XX e inicios del XXI con otros diversos como fueron PAN y Morena, explica la diversidad, libertad y preferencia en la cualidad alternativa que tiene el ciudadano de México.

Asonadas, golpes de Estado, Gobiernos sustitutos efímeros, dictaduras, no han sido parte del inventario de la política en México; de tal suerte, que de 1910 a la fecha, y con una vigencia de más de cien años de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos como documento rector, no es algo que deba despreciarse de ninguna manera mientras tengamos la Constitución del 5 de Febrero de 1917 con todas sus enmiendas. Por ello, mientras la protesta del cargo se haga sobre la misma, es claro que la soberanía nacional seguirá residiendo esencialmente en el pueblo.

En días pasados se llevó a cabo la octagésima segunda convención bancaria en Acapulco, Guerrero, con la presencia de las más altas autoridades reguladoras del sector: SHCP, CNBV, Gobernador del Banco de México y demás renombrados participantes.

Cincuenta y un Bancos que representan la banca financiera, hipotecaria, fiduciaria,  casa de bolsa, factoring y otros servicios. Tres puntos medulares se trataron: Ataque frontal a la corrupción, disciplina fiscal y programas de inclusión social a cargo del gobierno; por parte de la banca, fomento a la inversión para provocar el círculo virtuoso de: inversión, generación de empleo y tributación fiscal.

Lo cierto, es que en la primera parte AMLO está cumpliendo y en relación a la banca su expresión deviene de que ya saben que sí se puede crecer hasta un 4 por ciento. Por cierto, las calificadoras económicas se equivocan con sus futuros de tragedias sobre México, se equivocan en sus pronósticos insanos auspiciados y haciendo eco Gustavo de Hoyos Walther, de la Coparmex.

Sin embargo y a contrapartida,  tanto la asociación de Bancos de México y Consejo Coordinador Empresarial en franco apoyo de México y las políticas de AMLO; esto, en claro contraste de los agoreros de la derrota, “estar a favor de nada y en contra de todo no es lo más recomendable.”

Desarrollo estabilizador, economía mixta, participación extranjera hasta un 49 por ciento no detuvo la marcha de crecimiento del País; sino por el contrario, México llegó a crecer hasta en un 6 por ciento. Ser juicioso y ponderado en la crítica, mucho ayuda al sentido de unidad y cohesión nacional.

Nacionalismo y patriotismo cualidades a fortalecer en México.

Atento a lo expresado y como ha quedado señalado en líneas anteriores, la alternancia del poder por mandato ciudadano sin mayor problema; empero, en lo económico los cuarenta millones que viven en pobreza extrema no son una ilusión, sino una aberración en un País tan rico como el nuestro.

Nacionalismo, Globalización, Neoliberalismo y llámele usted como quiera, pero todavía no arribamos a una coincidencia mayoritaria en favor de los que menos tienen. Bueno, más bien, sí hemos llegado a una conclusión mayoritaria, pero nada más en el discurso.