Ecología y Áreas Verdes

Por Carlos Murguía Mejía

Mucho se habla sobre estos temas y es recurrente la intervención tanto de autoridades de los tres niveles de gobierno, sociedad civil, grupos ecologistas, organizaciones no gubernamentales y etc., etc., todos preocupados por el medio ambiente.

Aproximadamente, hace dos semanas en el museo del Trompo se llevó a cabo por tercera ocasión el programa que impulsa Tijuana Innovadora “Green Tijuana, verde San Diego”, con la presencia de varias personalidades como el alcalde del Imperial Beach, California, USA, el Delegado de la Forestal de Baja California, y el Delegado de Semarnat, más Diputados Locales, representantes del Gobierno del Estado y Municipio, así como diversas autoridades e invitados especiales.

Todos comprometidos decididamente en la lucha por el mejoramiento del medio ambiente y recuperación de áreas verdes.

Que bien por el esfuerzo a realizar y esperando que haya una concreción  traducida en una mejora que beneficie la sociedad y pueda ser motivo de orgullo. Lo cierto, es que no se dijo si ese esfuerzo iba a ser de octubre del 2017 en adelante y tampoco si el pasado se iba a tomar en cuenta para los trabajos.

Y como ejemplo, permítanme señalar algunos casos específicos y acciones a intentar; a).- ¿sabrán estos personajes e involucrados en el tema, terceros de buena fe, que la tercera etapa del Río Tijuana, que abarcaba 400 hectáreas de área verde, prefirieron venderlas las autoridades que conservar un pulmón para la ciudad? (La contaminación predominante del norte y que consiste en bióxido de carbono, al entrar en contacto con área verde, ésta la traduce en oxígeno. Si acaso ya nada más quedan 50 ‘hectáreas pulmón’ -en un cálculo personal optimista-, este trágico balance, gracias a gobiernos irresponsables). b).- Espectaculares y vallas publicitarias al por mayor irrumpiendo en el medio ambiente. c).- Empresas contaminantes donde la ausencia de vigilancia por parte de las autoridades correspondientes, es también visible y  palpable. d).- Derramamiento de aguas negras al mar sin recato ni pudor alguno, con una irresponsabilidad que raya en la locura. También en la misma circunstancia y por supuesto, fraccionamientos colindantes al océano pacifico, sin plantas tratadoras de aguas negras. e).- Bienes inmuebles de nuestra ciudad que habían sido destinados a áreas verdes, ocupados ilegalmente y prescritos judicialmente en los mismos términos y hasta permutados a ciencia y paciencia de las autoridades.

 

Muy bien y de excelencia, la participación de todos estos organismos civiles por recuperar en favor del ciudadano un entorno sano y de convivencia que forma parte de un capítulo especial de los Derechos Humanos. Yo quiero ver a Semarnat, enérgico contra las empresas contaminantes, a un gobierno municipal poniendo orden en el tema de vallas y espectaculares publicitarios, iniciando juicios de recuperación de áreas verdes para nuestra ciudad, y tantos pendientes por resolver, que cada día hacen más crisis. La solución es actuar con firmeza, apegado a derecho y evadiendo compromisos impropios; el argumentar que no hay empleados que no puedan hacer el trabajo es carecer de imaginación y como ejemplo de solución las instituciones educativas como Tecnológicos, Universidad Autónoma de Baja California, pueden apartar alumnos colaboracionistas en estos temas. Finalmente, de lo que están sobrados es de talento. La respuesta está en la Autoridad, mientras tanto seguimos esperando.