¿Drama conmovedor o superchería?

Por El Recomendador

El lector puede elegir entre estas dos opciones: una miniserie de Netflix con un relato lleno de humanidad que se centra en las dificultades de una joven madre que intenta recomponer su vida tras escaparse de una pareja abusiva, salir de la violencia y de la miseria y tener un trabajo para poder mantenerse decorosamente, pero tiene que batallar, al mismo tiempo, contra un sistema de asistencia complicado y en ocasiones que linda con el absurdo.

La disyuntiva, en este caso, el que el lector opte mejor por elegir, en vez de esa, otra serie de HBO en la que jóvenes aficionados a hacerla de detectives intentan descubrir en medio de fantasmas que andan sueltos, la identidad de unos asesinos autores de dos asesinatos. Se valen para ello del espiritismo, de la adivinación, de los brujos blancos y de los chamanes.

Sé bien que esto último está de moda y tiene un público crecientemente adicto en la TV local y nacional. Aparte, ya se acerca la noche de los espantos, quien quite y alguien se asuste con esta segunda serie.

1.- Las cosas que limpiar (Maid), miniserie norteamericana del 2021de la Warner que toca el actualísimo drama del maltrato a la mujer y a los niños. Se trata de una mamá sola, como hay tantas, con una niña de tres años.

Se trata de los divorcios y separaciones a los que la mujer tiene que enfrentarse para poder liberarse del infierno del maltrato del concubino o del marido; narra los pleitos por la custodia de los hijos pequeños y el sufrimiento ante la incomprensión circundante, la pobreza creciente y el sistema asistencial plagado de absurdos. El alcoholismo y la drogadicción están presentes junto con los padecimientos siquiátricos originados en la mala vida de familia.

Gran actuación de Margaret Qualley, como la protagonista rodeada de un buen reparto que nos va mostrando vívidamente el drama de las criadas que trabajan para una empresa de limpieza de las casas y de las cosas que la gente descuidada se encarga de ensuciar y de hacer asquerosamente malolientes. La pobre mujer lucha para conservar la custodia de su hija y lograr alquilar una vivienda decorosa para habitarla ella y su hijita y para que pueda ir a una escuela aceptable.

2.- Nancy Drew, serie norteamericana que relata la que Nancy Drew de 18 años, después de graduarse de la preparatoria pensó que dejaría su ciudad natal para ir a la universidad, pero una tragedia familiar la retiene un año más; y, entonces, se ve envuelta en una investigación de asesinatos y, a lo largo del camino, descubre secretos que son más profundos de lo que jamás había imaginado.

Ya va en la segunda temporada. Un buen crítico comenta que es de esas series que no se quedará en la mente de quien la ve ni un instante; o sea que es un bodrio; pero a quienes gozan viendo fantasmas, espiritismo, adivinadoras y chamanes, la disfrutarán mucho y no se perderán su segunda temporada.