Dos superestrellas que NO llegaron a SD

Por Pedro Gutiérrez

Iniciando el orden al bat

En 1995, el béisbol de Grandes Ligas tuvo por primera ocasión el formato de playoffs que incluía el equipo Wild Card en cada Liga expandiendo el total a cuatro equipos y pese a que se quedaron a un paso de la Serie Mundial, los Marineros de Seattle cautivaron la atención de todo el mundo del béisbol en gran parte por la Serie Divisional que disputaron ante los Yankees, ganándola en cinco emocionantes juegos.

Dos figuras centrales de ese equipo de Seattle, Randy Johnson y Ken Griffey Jr. (ambos ahora miembros del Salón de la Fama del Béisbol), tuvieron la oportunidad de llegar a los Padres de San Diego en otra etapa de sus respectivas carreras, en lo que puedo apuntar a las dos transacciones más importantes que no se realizaron en la historia de los Padres.

En 1998, con los Padres encabezando la División Oeste, el entonces gerente general Kevin Towers recibió la oferta de Johnson de parte de los Marineros a cambio del derecho Joey Hamilton y el jardinero Rubén Rivera. Fue la inclusión de Rivera a la que se rehusó Towers, argumentando que debía proteger el jardín central ante la eventual salida de Steve Finley, por lo que declinó la oferta y pese a que los Padres derrotaron a los Astros y a Johnson en la primera ronda de la postemporada, es difícil imaginar que los Yankees pudieran derrotar a los Padres en esa Serie Mundial, si hubieran contado con el combo de Kevin Brown y Randy Johnson.

Mientras tanto, en diciembre del 2001, con la mirada hacia la temporada entrante, los Padres llegaron a un acuerdo con los Rojos, con Towers enviando a Phil Nevin a Cincinnati a cambio del jardinero Ken Griffey Jr., aunque en esta ocasión fue Nevin quien bloqueó el movimiento debido a que su contrato incluía una cláusula de No-Cambio. De cualquier forma, Nevin aceptó un cambio cuatro años después a los Rangers de Texas.

Si bien esta etapa de Griffey no era su época de gloria, aún se mantenía como un pelotero productivo que podría tener una gran presencia debido a su experiencia, además del atractivo para la afición. Al final del día sabemos que los dos movimientos no se realizaron, pero visualizando la historia del club es interesante en soñar en lo que pudo ser.

Una pequeña trivia

Menciona al último primera base en ser el primer jugador seleccionado en un Draft de MLB.

Calentando en el Bullpen

Después de que los Propietarios y el Sindicato de Jugadores han intercambiado propuestas a lo largo de la última semana, los reportes indican que ambas partes se encuentran interesadas en llegar a un arreglo económico con el fin de poder iniciar la temporada 2020 que ha sido retrasada debido a la pandemia del Covid-19.

Hablando exclusivamente por lo que las distintas fuentes han señalado, el propósito es iniciar la temporada a finales de este mes de junio o bien a inicios de julio.

Y la respuesta es…

Adrián González por los Marlins en el Draft del 2000.

Por esta semana es todo, pero les recuerdo que “cada strike en la vida, los trae más cerca de su próximo cuadrangular”.