Dos leyendas

Por Por Sergio Ciceña

scmusique.info@gmail.com

En los últimos días, dos leyendas de la música dejaron de existir; ambos artistas lucharon arduamente por su vida pero la enfermedad finalmente los venció. El legado que dejan es invaluable ya que acumulan muchísimos éxitos y una gran base de fanáticos.

Donna Summer nació en Boston el 31 de diciembre de 1948 y desde niña mostraba aptitudes para el canto. Realmente su verdadero nombre fue LaDonna Adrian Gaines, pero después de divorciarse de su primer esposo, el actor austriaco Helmuth Sommer, ella decidió quedarse con el apellido y solamente le dio un toque anglosajón. Summer tuvo trabajos en Europa pero realmente no era muy conocida hasta que escribió junto con sus productores Peter Bellotte y Giorgio Moroder la canción “Love To Love You Baby”, la cual inicialmente iba a ser para otro artista, pero debido a que la manera tan sugestiva en la que Donna cantó dicha canción en el demo, decidieron lanzarla con su nombre.

A partir de ahí Donna lanzó éxito tras éxito, por lo que la música disco se convirtió en el género más popular de los 70s. Su disco Bad Girls (1979) se convirtió en el más aclamado de la artista, lanzando cuatro sencillos numero 1 y vendiendo alrededor de 4 millones de copias. Donna entró a los 80s con un sonido más pop y rock, por lo que se mantuvo entre el gusto del público durante las décadas posteriores. Donna lanzó 17 discos de estudio y obtuvo cinco premios Grammy durante su carrera. Falleció el 17 de mayo en Náples, Florida.

Robin Gibb nació el 22 de diciembre de 1949 en Isle Of Man y fue el vocalista principal del trío musical de hermanos Bee Gees. Robin, Maurice y Barry Gibb fueron unos grandes exponentes del pop y del disco en los años 60s y 70s. Los Bee Gees han vendido más de 220 millones de copias y fueron inducidos al Rock And Roll Hall Of Fame en 1997. Robin además de sus hermanos en Bee Gees, tuvo un hermano menor llamado Andy, el cual también fue cantante en los 70s y falleció en 1988 a los 30 años de edad debido a unos problemas cardiacos. Asimismo su hermano gemelo Maurice, falleció repentinamente el 12 de enero de 2003 en Miami, Florida debido a complicaciones de salud.

Con los Bee Gees, Robin lanzó 22 discos de estudio y dos bandas sonoras exitosas, Saturday Night Fever (1977) y Staying Alive (1983). El trío es reconocido mundialmente por sus armonías vocales; Robin dominaba el vibrato y Barry el falsetto. El éxito de esta banda de hermanos es tangible, ya que solamente artistas de la talla de Elvis Presley, Michael Jackson y The Beatles han vendido más discos que los Bee Gees. Robin falleció el 20 de mayo de 2012 en Londres, Inglaterra después de una larga lucha por su salud.

Sin duda estos dos personajes fueron de los más grandes exponentes del género disco y han dejado un gran legado que nunca se podrá olvidar.

*El autor es egresado de Cetys Universidad Tijuana, compositor y amante de la música.