Dobla las manos el GAP

Por El Informante

Dobla las manos el GAP

Contra todos los pronósticos, el más grande de los mala paga en la historia de Tijuana ha aceptado sentarse a negociar con sus acreedores. Acosado por un lado por los cobradores del Ayuntamiento de Tijuana, que exigen el pago del impuesto predial, y los cobradores de la CESPT, que demandan les cubra el adeudo por el consumo del vital líquido, el Grupo Aeroportuario del Pacífico le ha bajado dos rayitas a su hostilidad, o al menos eso parece.

Después del tremendo zipizape vivido hace unas semanas, cuando el Aeropuerto estuvo cerrado poco menos de una hora por la irrupción de inspectores municipales a áreas restringidas, el director del GAP, Raúl Revuelta Musalem, ha aceptado sentarse a dialogar y negociar con las autoridades.

Por lo pronto, el adeudo con la CESPT, que era de casi 33 millones de pesos, ya fue cubierto, según lo dio a conocer el propio gobernador Jaime Bonilla. Lo verdaderamente increíble, es que también se han sentado a negociar con el Ayuntamiento.

Claro, aquí el adeudo es 25 veces más grande, pues hablamos de 700 millones de pesos y el Aeropuerto insiste en que está exento.

Este pleito con el GAP por el pago del predial está por cumplir dos décadas. ¿Podrá Arturo González Cruz cobrar la deuda eterna? Hasta ahora ninguno de sus predecesores en el cargo ha podido. Hasta no ver, no creer.

Estalla la guerra civil morenista

A menudo las guerras silenciosas o las enemistades veladas tienen un acto simbólico que las saca a superficie y las pone en evidencia. En este mismo espacio hemos anticipado que la rebatinga política entre aspirantes morenistas a la gubernatura puede llegar convertirse en una guerra sin cuartel. Lo que no imaginamos es que brotara de forma tan obvia e instantánea.

Por si quedaba alguna duda, ahora ya está claro que entre el súper delegado federal, Jesús Alejandro Ruiz Uribe y el presidente municipal de Tijuana, Arturo González Cruz, hay una carrera parejera y una lucha por protagonismo político mantenida no en los mejores y más cordiales términos.

Lo ocurrido el pasado martes, cuando por la fuerza se impidió la entrada del delegado Ruiz Uribe a una unidad deportiva en la colonia Gran Tenochtitlán, refleja qué tan ríspida se ha tornado la batalla interna entre los alfiles morenistas.

En su calidad de delegado federal, Ruiz Uribe acudió a realizar un recorrido de supervisión por obras que la Sedatu ha entregado al gobierno municipal. El detallito es que el hijo del profesor Jesús Ruiz Barraza no iba solo, sino que convocó a medios de comunicación para que lo acompañaran y le tomaran la foto en las obras próximas a inaugurarse.

Grande sería su sorpresa cuando al llegar se encontró con que personal de la delegación Playas de Tijuana había cambiado los candados de la unidad deportiva y que había incluso elementos de la policía municipal resguardando la entrada para no dejarlo pasar, lo cual, resulta obvio decir, hizo enfurecer al delegado federal.

Sucede que el Ayuntamiento de Tijuana tiene preparado un evento inaugural en el mismo lugar encabezado por el alcalde Arturo González Cruz para hoy jueves y por nada del mundo quisieron que el Delegado único de programas federales se les adelantara y les robara reflectores.

Llueven campañas negras

Dicen que en política la forma es el fondo y aquí las formas distaron de ser amables, aunque después el acalde Arturo González Cruz , quien estaba de viaje en la Ciudad de México, saliera a decir que se trató de una confusión o un error de comunicación.

Jesús Ruiz Uribe, quien suele ser más directo a la hora de los trancazos, no dudó en declarar que González Cruz le está armando campañas negras. Si alguien tiene dudas, que se eche un clavado a esa gran plaza pública o lavadero de vecindad que son las redes sociales y se dé un quemón de cómo los dos grupos se están dando hasta con la cubeta en los comentarios.

Cada semana surgen encuestas o campañas de fuego amigo contra los potenciales gallos morenistas. Esto no es sólo en las páginas allegadas de “espontáneos” tribuneros, sino en las cuentas oficiales de funcionarios, como ocurrió con Francisco Xavier Rivas, quien funge como administrador de la Secretaría del Bienestar en Baja California y no dudó en írsele a yugular a González Cruz acusándolo de saludar con sombrero ajeno.

Y bueno, así como que mirando desde afuera y desde las trincheras de los partidos de oposición, surgen también las críticas. El diputado federal Héctor Cruz, del PES, de inmediato alzo la voz para acusar a ambos Ruiz Uribe y González Cruz de protagonismo electorero.

Ahora es cuando se va a poner a prueba la disciplina interna de los morenistas bajacalifornianos y se va a saber si tienen oficio político y mano izquierda de finos operadores, o si esto se va a resolver a puros gritos y sombrerazos.

En el zoológico

Dicen que una primera impresión nunca se olvida y luego de la primera visita que realizó Arturo González Cruz a los parques Morelos y de la Amistad, durante su administración como presidente municipal de Tijuana, fue evidente que se mostró complacido con lo que vio.

Justo cuando se prepararan para abrir de nuevo al público ambos parques, González Cruz recorrió estos lugares, disfrutando de los animales del zoológico y todo lo que ofrecen estos espacios comunitarios. Salió tan complacido por el estado en el que tiene los recintos temáticos, que le dio al director del Simpatt, Juan Alberto Bárcenas, la encomienda de ser punta de lanza en programas para  desarrollo y convivencia de los tijuanenses una vez que el semáforo sanitario cambie de color.

Movimiento territorial

Conocido empresario local, el  también exdelegado del Centro de Tijuana, Karim Chalita Rodríguez asumió en días recientes la dirigencia de Movimiento Territorial en Baja California del PRI. En este puesto se venía desempeñando Génesis Márquez Ruvalcaba.

Su bienvenida se dio a través de una videoconferencia, en la que estuvieron el dirigente nacional de Movimiento Territorial y exgobernador de Querétaro, José Calzada, así como el presidente estatal del PRI, Carlos Jiménez Ruiz.

Del color de las piedras

En el país de la presidencia imperial, basta que el primer mandatario sugiera algo para que sus palabras sean adoptadas como ley suprema. Durante su última visita a Baja California, el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó que el acueducto Mexicali-Tijuana afea La Rumorosa con su color azul y dijo que a su juicio se vería mucho mejor si lo pintaran del color de las piedras.

Pues bien, ni tardo ni perezoso, el gobernador Jaime Bonilla activó cuadrillas de pintores para  que el color tierra reemplace al azul. El detalle, dicen los que saben, es que la Norma Oficial Mexicana establece que toda línea de agua potable debe ser pintada de color azul.

Gobierno y oposición

A propósito del Presidente López Obrador, es evidente que también está en campaña. Claro, él no estará apareciendo en la boleta, pero es de gran importancia para su proyecto no perder la mayoría en el Congreso de la Unión.

En parte es por ello que, pese a la pandemia que azota al país, sintió la urgencia de salir a realizar giras y estar presente en eventos como la inauguración del Tren Maya, a que lo vea la gente. Pero precisamente la situación que vive el país con el Covid-19 hace más complicado lo que antes era pan comido para López Obrador. Para alguien que vive del contacto y el discurso directo con la gente, el que no se le puedan acercar como él quisiera es una situación nueva para AMLO.

Y luego está el otro factor, de que ya ocupa él la silla presidencial… y pues no es lo mismo ser oposición que ser gobierno. Ahora hay gente que se intenta acercar a él con peticiones, con exigencias en algunos casos y, como sucede en cualquier gobierno, con manifestaciones y protestas.

Pero todo lo tacha el Presidente con un “deben ser panistas”. No se le ocurre, pues, o no quiere considerar, que realmente existan mexicanos que estén inconformes con algunas de sus acciones; no se le ocurre que puede haber diferentes puntos de vista y que alguien esté en desacuerdo con una de sus acciones no necesariamente significa que quiera echar de Palacio Nacional al  Presidente. No se le ocurre, pues, que debe gobernador para todos los mexicanos y no solamente los amlovers.

El agua y las elecciones

Puede que sea casualidad, pero también puede ser que no. El caso es que ahora que anda Jaime Bonilla contra las empresas deudoras de agua, llamó la atención que en un mismo día mencionó al Hipódromo Caliente y Jorge Hank Rhon, al igual que otra empresa que identificó como propiedad de Gustavo de Hoyos Walther, el presidente nacional de Coparmex.

Esto fue algo notable porque no es un secreto que Hank Rhon es el nombre más mencionado como el gallo del PRI a la gubernatura rumbo a las elecciones del 2021, mientras que se ha hablado del mexicalense Gustavo de Hoyos Walther como un posible precandidato para ir con la bandera del PAN.

Por eso, repetimos, ¿fue coincidencia que ambos empresarios hayan sido mencionados en un mismo día dentro del bloque de información sobre las investigaciones que realiza el gobierno estatal en torno a los adeudos de la CESPT?