Disminuyen deportaciones en más de 90% por pandemia

Redacción/Infobaja

Tijuana.- La situación actual de pandemia por el Covid-19 ha impactado en todos los rubros, y en el caso de las deportaciones no es la excepción; el flujo migratorio ha disminuido en más de 90% en el estado, así lo precisó Luis Javier Algorri Franco, subsecretario de Asuntos Migratorios en Baja California.

“Se han tenido deportaciones de cinco, ocho, diez y 14 personas por día, ningún día en el último mes se han superado las 20 deportaciones (en Tijuana), y lo mismo sucede en Mexicali”, puntualizó Algorri, al referir que esta situación se da a partir de que las autoridades norteamericanas frenaran el flujo de deportaciones.

Por Baja California, detalló, durante 2019 fueron deportadas cerca de 67 mil personas, es decir, más de 200 por día, de las cuales alrededor de 150 se dieron por Tijuana, a través de la garita de El Chaparral, y unas 50 por Mexicali.

En cuanto a los servicios, el subsecretario informó sobre la ventanilla única que está en operación para la atención a repatriados en los temas de documentación y canalización.

“Desde el momento que son repatriados por la garita de El Chaparral, ahí mismo sacamos CURP, acta de nacimiento, les abrimos cuenta de banco a través de Bienestar, todo para que puedan laborar”, indicó Algorri Franco, aclarando que la atención solo es para repatriados mexicanos.

También, mencionó que se encargan de los traslados a su lugar de origen, ya que tienen enlace con 30 estados a través de la Coordinación Nacional de Oficinas Estatales de Atención a Migrantes (Conafam) y diferentes institutos dedicados al tema migratorio.

En la ventanilla única, dijo, también brinda servicios jurídicos gratuitos con abogados expertos en tema migratorio, llamadas telefónicas, alimento y atención médica. 

Externó que otro de los fenómenos migratorios que vive Baja California es el de los desplazados a causa de la violencia en el país, sin embargo, una vez pasando la pandemia, la migración regresará en índices considerables por una crisis económica.

Algorri no precisó cifras sobre el flujo migratorio de centroamericanos, pero reiteró que también ha sido mínimo en estos últimos meses. “Mientras exista la llave de asilo que Estados Unidos da a quienes cumplen sus requisitos, vamos a seguir recibiendo a esta población”, aunque precisó, tienen apenas 1% de posibilidad.

“La instrucción es buscar que quien se quede, lo haga de manera productiva, en el mercado laboral y no en situación de calle o actividades ilícitas”, concluyó el subsecretario.