Disminuye productividad por riesgos de trabajo

Tijuana.- La principal fuerza productiva de México se encuentra amenazada por el alto número de riesgos de trabajo, el rango de los 18 a los 44 años, es la población activa que sufre más accidentes laborales.

 

El director General de Servicio Médico Empresante S.C., Dr. Alejandro Torres Guevara, de acuerdo a la base de riesgos de trabajo 2013 de la División de Información en Salud y Coordinación de Salud en el Trabajo (CST).

 

Dicha estadística muestra que en ese año a nivel país se presentaron 542 mil 373 riesgos de trabajo, siendo el grupo de los 20 a los 24 años el que más registró, seguido de los 25 a los 29 años, con 97 mil 629 y 95 mil 333 incidentes, respectivamente.

Del total; 415 mil 660 fueron accidentes de trabajo, 120 mil 349 accidentes de trayecto y 6 mil 364 por enfermedades de trabajo, de estas categorías los accidentes de trabajo causaron más defunciones.

“Son preocupantes estos datos, ya que de los 18 a los 44 años son las edades más productivas, donde se encuentran las personas con sus capacidades intelectuales y físicas en plenitud, pero estadísticamente son los que más sufren accidentes”, indicó.

Empresarialmente es un impacto negativo, debido a la disminución de la productividad en los productos y servicios por las ausencias o bajas, y costos extras para las capacitaciones de nuevos trabajadores.

Torres Guevara subrayó la importancia de que las empresas desarrollen campañas preventivas que les brinden a los trabajadores los conocimientos del proceso donde se desarrollarán, así como, del equipo de protección personal.

Señaló que la prevención inicia desde la incorporación del trabajador a través del examen de ingreso, éste le permite a la empresa conocerlo y a la vez seguir sus estándares para saber a quién admitir, pues todo personal debe estar bajo condiciones óptimas y sanas para el desarrollo de sus actividades.

Otro examen es el que hace periódicamente el médico en conjunto con el área de seguridad industrial, ya que conocen los riesgos a los que se enfrenta el trabajador en la compañía, incluso, en ocasiones se llega a realizar un análisis posterior de salida para verificar que a su retiro no haya sufrido alguna afectación, abundó.

El especialista subrayó que de no implementarse programas oportunos y preventivos a futuro, los impactos serán mayores iniciando por el económico pero también se sumarán cada vez más las enfermedades crónicas como la diabetes e hipertensión, esta combinación podría dar paso a una plantilla laboral enferma.

 

“Es aquí donde se vuelve estratégico la actividad del médico, de recursos humanos y del área de ingeniería y seguridad industrial, la principal recomendación es que los programas de salud y seguridad no se queden únicamente en una implementación de programas diversos, sino se haga una gestión efectiva del sistema de salud y seguridad en el trabajo”, apuntó el Director General de Servicio Médico Empresante S.C.