Discreción en redes sociales, principal método de prevención de secuestro

Redacción/Infobaja

Tijuana.- Ante la situación precaria que atraviesa la nación en materia de seguridad pública, es necesario ejercer discreción y prudencia en la información que compartimos en redes sociales para evitar convertirnos en víctimas de secuestro, consideró académico de la Ibero CDMX, Hugo Yam Chale, experto en psicología criminal.

“Nosotros desafortunadamente vamos enviando mensajes o vamos haciéndonos más vulnerables porque no cuidamos algunos elementos”, señaló, “creo que lo principal son las redes sociales, que es frecuente encontrar personas que suben muchísima información al Facebook o Instagram y creo que eso favorece para que nos hagan vulnerables, entonces por eso yo creo que hay que elevar medidas para tener en cuenta la prevención victimal, aquello que yo pueda hacer para dificultar la posibilidad de ser victimizado”, expresó.

Hugo Yam Chale laboró por años como Jefe de Departamento del área de Psicología en el Instituto de Atención a Víctimas del Delito, así como en la ahora extinta Procuraduría General de Justicia del Estado de México, por lo que ha podido corroborar de primera mano el daño psicológico en víctimas de secuestro.

El daño emocional es innegable en las víctimas, sin embargo, varían los grados de alteración caso por caso, por lo que consideró crucial que las víctimas reciban atención inmediata para darle seguimiento a su reinserción social.

“Evidentemente cuando ocurre un secuestro hay un antes y un después, es una forma de cómo estaban llevando su vida antes del secuestro, por ejemplo, piensan que nunca les va a ocurrir algo de este tipo de situaciones, piensan que el secuestro es un evento muy lejano a ellos de tal forma que hace que la personas vayamos reduciendo nuestras medidas de prevención” indicó, “pero a partir de que ocurre este evento hay una ruptura, cambian su forma de pensar, sentir y de percibir el mundo, al punto que las personas ya empiezan a sentir desconfianza y se sienten vulnerables ante este delito”.

Yam explicó que existe desconfianza hacia las autoridades a la hora de denunciar. Sin embargo, aseguró que no hay que generalizar e instó a cualquier persona que pase por una posición similar a que acuda a las autoridades para recibir ayuda.

“Sigue ese concepto negativo hacia las autoridades y creo que no hay que generalizarlo, aunque si hay estudios que, si muestran que hay autoridades involucradas, pero también sabemos que hay elementos que cumplen debidamente sus funciones y hacen su labor éticamente dentro de las corporaciones policiacas y fiscalías, entonces no hay que generalizarlo”, concluyó.