Diez años de una Alianza Civil

“Recuperamos espacios públicos, eliminamos grafiti, destruimos picaderos”, dijo el presidente de Alianza Civil, Alberto Sandoval Franco. Fotografía: Archivo

Por José Alfredo Jiménez

Tijuana.- Alianza Civil cumplió diez años de trabajo en las comunidades, buscando mejorar el entorno y las condiciones para una convivencia sana entre los miembros de la comunidad.

El presidente de la asociación civil, Alberto Sandoval Franco, explicó que este tiempo de trabajo ha significado algo muy importante, pues hace diez años se hablaba de crimen organizado pero no de sociedad organizada, y el que las personas no se organicen es un factor que los delincuentes y la gente con otros intereses pueden aprovechar.

“Por eso nace Alianza Civil, por esa necesidad que tenemos de coordinarnos y materializar un concepto que se llama cohesión social, que es potencializar al máximo las capacidades de la población, que es lo que hemos venido haciendo”, expresó Sandoval Franco.
Añadió que Alianza Civil por sí misma no hace las cosas, sino que en base a ir sumando talento, voluntades y deseos de mejorar, es que se juntan las aportaciones que hacen los ciudadanos en los proyectos y es lo que le da valor a la alianza.

La raíz de este trabajo además le brinda los fundamentos para exigir a las autoridades. “Y luego ya con la calidad moral de estar aportando, de estar participando, tenemos más derecho, tanto legal como moral, para poder exigirle al gobierno, y ya cuando se hace el binomio de la población y sus autoridades, es cuando realmente trasciende algo”, dijo.
Sobre el trabajo de Alianza Civil con la comunidad, detalló que se realizó un plan de trabajo, en el cual se detectó que en la zona de la periferia de la ciudad había una gran necesidad de solidaridad de los ciudadanos que están en mayores posibilidades, mayor contacto con las autoridades y con los líderes de la sociedad.

“Y llevamos precisamente como resultado de ese plan un trabajo a la periferia y aquellos puntos de la ciudad que tienen más alta de incidencia delictiva, la mayor problemática, y nos enfocamos en los sectores más vulnerables de la población, que son las mujeres, niños y adultos mayores, y en general todos aquellos que han padecido la inseguridad”, expresó, “pero buscando hacer ver que esto no significa necesariamente presencia policiaca, sino que necesita un trabajo integral donde los ciudadanos aportemos la parte que nos corresponde y diversas autoridades también participen”.

Esto llevó a crear el proyecto emblemático de Alianza Civil que son las jornadas comunitarias. “Recuperamos espacios públicos, eliminamos grafiti, destruimos picaderos, entre otras cosas”.

También se trabajan proyectos como “Manos a la tierra”, en el cual se forestan zonas y eliminan focos insalubres, y se tiene el acercamiento a la población a través de cursos, talleres y pláticas.

Además buscan el embellecimiento de áreas que son las que reciben a los turistas. “En suma, es buscar una mejor calidad de vida en la región, tanto para los que viven aquí como para quienes nos visitan”.

En 2017 entregaron más de 200 toneladas de ayuda a centros de rehabilitación, asilos, casas hogar, además de pintura para eliminar el grafiti.
Alberto Sandoval Franco compartió que en los primeros acercamientos a las comunidades, las personas mostraban escepticismo, pues pensaban que detrás de las propuestas había vocaciones político-partidistas o religiosas.

“Pero después de una década han constatado que es auténticamente un movimiento ciudadano, que está en el objetivo de sumar voluntades por una mejor calidad de vida, y hay una metamorfosis de los escépticos que se vuelven en aliados de Alianza Civil”, dijo.
“Es un reto muy grande porque invariablemente nada es para siempre”, explicó. “Hace diez años entre todos los ciudadanos y con la suma de las autoridades recuperamos la ciudad de una de las jornadas más violentas que hemos tenido en toda la historia, pero la falta de seguimiento de continuidad de la sociedad y autoridad trajo como consecuencia que en otra modalidad tengamos una situación muy preocupante en la actualidad por la alta incidencia de homicidios y delitos patrimoniales, así como las adicciones, entonces la enseñanza es que tenemos que tener persistencia, tenacidad, continuidad, para que los proyectos exitosos se mantengan”.

Hizo un exhorto a las personas a sumar lo bueno, a no distraerse de los objetivos que deben de ser aportar, corresponsabilidad en seguridad, limpieza, orden, el tránsito vehicular, y salvar la ciudad.

“Le debemos mucho todavía a esta ciudad generosa que recibe a todos con los brazos abiertos”.