Dicen en la calle…

Por Dante Lazcano Martínez

Dicen en la calle, y dicen bien, que una primera impresión es determinante en relación a lo que pudiera ser el futuro de una relación de cualquier tipo.

Estoy de acuerdo que en la NFL los jugadores que son seleccionados o que llegan mediante la agencia libre han sido objeto de una inversión de tiempo de por lo menos 14 años, por lo mismo es que una vez que son contratados pues buscan obtener el mejor contrato posible, siempre y cuando ya hubieran demostrado su valor en el terreno de juego, es un negocio pues.
Actualmente los Chargers son el único equipo de la liga que trabaja su campamento de pretemporada sin su primera selección colegial del 2016, Joey Bosa, simplemente por el hecho que el jugador pretende que le paguen todo el valor del contrato que consiguió con el equipo del rayo.
En lo cortito muchos jugadores nos han comentado que Bosa ya demostró qué es lo que busca y el hecho de hacer equipo está fuera de su vocabulario, ante ello es obvio que el ambiente que vivirá el jugador, si es que acepta las condiciones que se le ofrecieron originalmente, serán bastante hostiles, muy al estilo de lo que se vivió cuando estuvo el innombrable Ryan Leaf.
A la hora de hacer los números, básicamente el egresado de la Universidad Estatal de Ohio, lo que busca es que sin importar si se lesiona y deja de jugar quiere que le paguen los 17 millones de dólares de su bono por haber firmado. Nadie en la liga ha aceptado dichas condiciones a sus jugadores novatos.
Lejos de sonar irresponsable por lo que a continuación comentaré, todo este asunto de su negativa a entrenar y tener todas las condiciones a su favor es porque pareciera que quiere garantizar el dinero de por lo menos su primer año como profesional debido a que trae una lesión que se le escapó a todos y sólo él y su gente saben de la gravedad.
Insisto, su postura de ir por el dinero, pese a que sabemos que esto es un negocio, y al final es lo que me da la impresión, aunque igual y puedo estar faltando a la verdad.
Lo que es un hecho es que en el campamento las cosas empiezan a adquirir la velocidad que se buscaba y para el entrenador Mike McCoy, quien sin duda es uno de los estrategas que estarán en el filo de la navaja si es que no mete al equipo a la postemporada, trabajan como si el liniero defensivo no existiera, lo que indica que Bosa no será utilizado como se esperaba principalmente por el hecho de no estar trabajando al parejo que sus compañeros.

Cabeza descanso – Alaban a cuerpo de receptores
Los juegos de fantasía es lo de hoy en la NFL, su plataforma es realmente impresionante en cualquiera de sus modalidades y en gran medida son los aficionados los que hacen y deshacen en dichas competencias.
Y justo esos juegos de fantasía son los que colocan al que se supone será el cuerpo de receptores del equipo, el cual es integrado por Keenan Allen, Javontee Herndon, Dontrelle Inman, Travis Benjamin y Stevie Johnson, quien se lastimó, como al grupo más peligroso que habrá en la temporada 2016 en la NFL, primero a esperar que las lesiones los respeten, después, simplemente esperar.