Día Mundial Sin Tabaco: enfoque en la protección de los jóvenes

La OMS y asociados destacan la importancia de proteger a los niños de la influencia de la industria tabacalera en el Día Mundial Sin Tabaco. Fotografía: Archivo

Redacción/Infobaja

Tijuana.- Hoy se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco, una iniciativa instaurada en 1987 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para concienciar sobre los efectos nocivos del tabaco y la exposición pasiva a su humo. Este año, la campaña se centra en proteger a los niños de la influencia de la industria tabacalera.

La OMS subraya que el hábito de fumar es una epidemia mundial, siendo el consumo de tabaco responsable de una de cada diez muertes de adultos, lo que lo convierte en la principal causa evitable de muerte a nivel global. El tabaco contiene nicotina, una sustancia altamente adictiva que, al ser inhalada, llega rápidamente al cerebro. Fumar una cajetilla diaria puede significar recibir hasta 200 dosis de nicotina, aumentando la adicción y los síntomas de abstinencia.

Este año, la campaña del Día Mundial Sin Tabaco ofrece una plataforma para que los jóvenes pidan a la industria tabacalera que deje de promover productos dañinos para la salud. La OMS y sus asociados buscan destacar la importancia de proteger a los niños y adolescentes de estas influencias negativas.

Además, diversas organizaciones se suman a esta causa. Los testigos de Jehová, por ejemplo, promueven acciones para ayudar a las personas a dejar de fumar. Armando Fernández, portavoz local de esta organización, comentó: “Cuando las ansias de fumar dominan los pensamientos y acciones de una persona, se convierte en esclava de este vicio”. Fernández mencionó que su sitio web, jw.org, ofrece recursos como el video “No dejes que la vida se te esfume”, que ha ayudado a muchos a superar la adicción al tabaco. La visita al sitio es anónima y el material audiovisual es gratuito.

En el marco del Día Mundial Sin Tabaco, es crucial que las iniciativas globales continúen trabajando para reducir el consumo de tabaco y proteger a las generaciones futuras de sus efectos perjudiciales.