Detonando balazos amenazan a familia de muerte

TIJUANA.- Una banda de presuntos sicarios a sueldo fue capturada por la Policía Municipal entre la tarde y noche de ayer mediante el operativo “Activo Centro”, al atenderse de manera oportuna una llamada de emergencia al 066. Alrededor de las 19:00 horas se registró una discusión entre un grupo de desconocidos y un particular sobre la Avenida Club 20-30 y calle Panorama de la colonia Juárez. 

De acuerdo al reporte de testigos, los sujetos amenazaron al individuo y le exigieron dinero o de lo contrario matarían a su familia, incluso uno de los rijosos disparó al aire.

Repentinamente huyeron en diferentes direcciones, pero con las características obtenidas de vehículos y sospechosos, agentes municipales montaron dispositivos de seguridad en la zona mediante los que ubicaron primero un pick up Nissan blanco.

Sobre bulevar Fundadores, a la altura de Cervecería Tijuana se interceptó a Everardo Echeverría García, de 19 años de edad, y Gustavo Arias Hernández, de 20, piloto y copiloto de manera respectiva.

Al segundo de ellos se le encontró en una mochila cangurera un arma de fuego calibre .45 automática con un tiro útil y cargador con otros seis; al parecer fue con la que se detonó el disparo reportado, además de portar otro cargador abastecido para calibre .38. Cuestionados sobre el reporte, revelaron la ubicación de otros dos autos involucrados y conducidos por el mismo número de cómplices.

Con esa información se localizó un Ford Mustang sobre la avenida Adolfo Fierro y Maclovio Herrera de la colonia Francisco Villa, y era tripulado por Julio Sánchez Camacho, de 37 años de edad.

En esa misma zona, sobre la rampa Chopo, se detectó al cuarto involucrado Christian Remy Vaca, de 20 años, abordo de un vehículo Toyota 4 Runner blanco, modelo 1996.

Al ser cuestionados sobre sus ilícitas actividades aceptaron haber intimidado a un sujeto en la colonia Juárez. Gustavo Arias resultó con antecedentes penales por dos homicidios cometidos recientemente en el Swap Meet Las Carpas, y otro en el fraccionamiento Mariano Matamoros.

Asuntos por los que le pagaban entre 1 mil 500 y 2 mil pesos, y en los que lo acompañó como piloto Everardo, precisó el inculpado.

Ante el resultado de los antecedentes, el caso quedó a disposición de la Agencia del Ministerio Público investigadora de Homicidios Dolosos.