Investigan a policías del vídeo de abuso

Redacción / Infobaja

 

Tijuana.- El Secretario de Seguridad Pública Municipal, Alejandro Lares Valladares, determinó aclarar la intervención de agentes de Servicios de Protección Comercial que aseguraron a tres personas en el estacionamiento del Palacio Municipal, el Lunes reciente.

 

Ratificó asimismo su compromiso con los tijuanenses, de vigilar que las actividades de todo el personal de la SSPM sean apegadas a derecho, como quedó demostrado en el caso de oficiales que están sujetos a investigación por presunta evasión de un detenido, disparos con arma de fuego y abuso de autoridad.

 

Al tener conocimiento del percance el secretario Lares Valladares ordenó investigar los hechos para deslindar responsabilidades y tomar una decisión definitiva.

 

Por ello solicita a ciudadanos que posean videos con mayores datos del incidente, los compartan con la SSPM, que a su vez los hará llegar a la Comisión de Desarrollo Policial y a la Sindicatura Municipal, instancias que por ley cuidan que las intervenciones policiacas sean totalmente apegadas a la legalidad.

 

Pueden mandarlos a denuncia@policiatijuana.gob.mx.

 

De acuerdo con José Mario Rochín Soto, inspector de la Dirección de Servicios de Protección Comercial y de Vigilancia Auxiliar, cerca de las 16:20 horas del día mencionado la Central de Radio recibió reporte relacionado con una persona que husmeaba los vehículos estacionados sobre Paseo Centenario, cerca del edificio del Sistema Educativo Estatal.

 

Según la denuncia, dicho individuo intentó abrir las puertas de algunos automotores, por lo que dos agentes se acercaron para averiguar sus intenciones.

 

Rochín Soto comentó que “era una intervención de rutina que se alteró por personas ajenas, y por videos que muestran sólo una parte de lo sucedido, excluyendo la agresión a los agentes”.

 

Los uniformados interceptaron a un hombre cuya media filiación coincidía con la que dieron los quejosos y trataron de hacerle una inspección precautoria, pero éste respondió en forma agresiva.

 

El incidente atrajo a curiosos que presionaron a los agentes para que lo dejaran marcharse, por lo que éstos solicitaron refuerzos y policías de sexo femenino aseguraron a una dama.

 

Entre los recién llegados estaba un guardia de seguridad del Sistema Educativo Estatal, quien al tiempo que filmaba encaró a los uniformados y forcejeó con ellos interfiriendo en su labor.

 

En consecuencia el sospechoso, la dama y el guardia mencionado fueron presentados ante el juez municipal, quien los amonestó por obstruir el trabajo policiaco.

 

El inspector Rochín Soto manifestó que diariamente, con base en reportes ciudadanos, la Dirección de Servicios de Protección Comercial detiene de cuatro a seis sospechosos. El mismo Lunes, horas antes del polémico incidente, fue apresado un individuo que vendía pornografía e intentó sobornar a los agentes para que lo dejaran en libertad.