Detectan irregularidades en cruce de información de empresas

Tijuana.- Aunque el objetivo principal de los programas de intercambio de información para fortalecer la fiscalización del Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS y el SAT es el fomentar el empleo formal, el Colegio de Contadores Públicos de Baja California (CCPBC) dio a conocer que las formas en las que solicitan cierta información a los patrones no son las adecuadas.

Durante la sesión del Colegio de Contadores, la integrante de la comisión de seguridad social del CCPBC, Norma Robles Ulloa, indicó que se han detectado diversos inconvenientes en la implementación del intercambio de información entre ambas dependencias, sobre todo que la información que cruzan no es compatible.

«El SAT revisa personas físicas que reciben ingresos por salarios, en donde su forma de pagar impuestos es anual, y en materia de Seguro Social se revisan asegurados, donde la forma de pagar las contribuciones en materia de seguro social es diaria, entonces no hay compatibilidad en las formas de determinar el gravamen y ese es el primer inconveniente que encontramos, que no se puede conciliar la información del SAT contra la del seguro social, es  imposible hacer una conciliación», explicó.

Mencionó que en algunos casos los programas de fiscalización que se establecen para los patrones, los obliga a entregar información que muchas veces no debe solicitarla el IMSS, o los patrones no son sujetos de revisión en materia de seguro social, tal es el caso de las facturaciones de ingresos, mismas que solicita el IMSS, cuando ellos revisan trabajadores, no ingresos del contribuyente.

Resaltó que el primer paso que sigue la autoridad para iniciar estas fiscalizaciones hacia el patrón, es enviarle una carta de invitación, un documento que no tiene validez legal, sin embargo, cuando el contribuyente no atiende la invitación, la autoridad inicia un programa de fiscalización legal que sí tiene consecuencia por omisión.

Dado lo anterior, recomendó a la comunidad, que cuando reciban una carta de invitación de esta naturaleza, mantener la calma, no asustarse, y acercarse con sus asesores para ver la forma en la que se le va a dar contestación, ya que estos oficios, en términos legales, no representan una obligación para el patrón.

Detalló que lo que buscan el SAT y el IMSS a través de estos esquemas de fiscalización es que sea igual la información entre trabajadores que están en el seguro social, contra trabajadores que están pagando impuestos en materia de impuestos sobre la renta; que los días cotizados en materia de seguro social sean los mismos por los cuales se reflejó el gravamen en ISR; y que la base para el  pago del ISR sea congruente a la base que se determina para propósitos de seguro social, lo cual no es conciliable.

Por su parte, el Colegio de Contadores hizo un llamado a la población para que si el IMSS les llegan a requerir información de rubros que les corresponde a la autoridad hacendaria, contestar que dicho requerimiento está fuera de su marco de competencia.

«Están requiriendo información que no es acorde a la competencia del IMSS, no puede requerir facturas de ingresos, no puede requerir que se demuestre la materialidad de una operación, ni ninguna información que le competa a la autoridad hacendaria, el IMSS simplemente está acotado a requerir información en materia de seguridad social y los contribuyentes pueden defenderse».