Desglose deportivo: Pique Divisional

Ambos con marcas invictas en la Conferencia Nacional, los Saints y los Seahawks se preparan para una temporada estratégica en la cual solo uno se coronará como el efectivo de la división.

Si mi reputación como analista se expone un poco al decir lo siguiente, pues que así sea. Los Saints de Nuevo Orleans se llevarán la NFC, no los Seahawks. Y sin sorprender a nadie, está el escenario donde Peyton Manning podría vengarse de Brees y sus Santos.

 

Seahawks

Sin quitarle mérito a la ofensiva de Seattle, Russell Wilson no está listo para ganar un campeonato de división. Puede hacer cualquier tipo de pase desde cualquier ángulo, pero sigo viendo algo de incomodidad cuando no encuentra sus lecturas dentro del bolsillo.

Es bueno para extender la jugada. De hecho, su especialidad es deslizarse de problemas con su movilidad. No podrá hacer eso tan seguido en postemporada. Las defensivas descifran tus tendencias tarde o temprano.

Las jugadas “Wildcat” y “Read Option”, son solamente modas. En un final reñido, como mariscal, debes de aprovechar tus coberturas disparejas.

En el partido pasado ante Houston, Wilson solamente lanzó 23 intentos completando 12 pases para 123 yardas. Al final del encuentro, si Richard Sherman no interceptaba ese balón, la escuadra de Pete Carroll hubiera perdido el encuentro. Pero eso sí, Wilson supo alargar unas jugadas con sus piernas, 10 acarreos para 77 yardas.

Como en toda obra de teatro, hay un programa a seguir. El programa en Seattle se llama Marshawn Lynch, y los Seahawks llegarán hasta donde él corra.

Pero señores, actualmente la NFL está viviendo la era del pase.

En partidos importantes, cuando un equipo va atrás en el marcador, las defensivas saben que conforme pasan los periodos las ofensivas rivales elegirán correr mucho menos.

 

Saints

Por otra parte, tenemos a alguien que está acostumbrado a sacar a sus muchachos de apuros, Drew Brees. A él no le son extrañas las situaciones imposibles. Gracias a él, los chicos de Nuevo Orleans son segundos por aire en toda la liga.

El ex mariscal Cargador ha marcado nueve partidos consecutivos donde al menos consigue 300 yardas acompañado de ocho touchdowns en solamente dos juegos.

En el pasado enfrentamiento de lunes por la noche, los Saints utilizaron todas sus armas para montar 413 yardas aéreas. Brees realizó los cambios perfectos en el campo. Primero atacando con Sproles, después con Colston, y toda la noche con Graham.

La reincorporación del entrenador Sean Peyton al mando del equipo ha sido clave en el reciente éxito.

Siento que apenas esta ofensiva elite está encendiendo motores, la defensiva ha hecho una enorme mejora en todos sus departamentos. De ser la peor defensiva en la historia de la NFL la temporada pasada, los Santos son número cinco esta campaña en yardas permitidas por aire.

En este momento, veo muy difícil que la ofensiva de Seattle supere en puntos a la de Nuevo Orleans en una final de conferencia.