Desglose deportivo: Los QBs del draft

A continuación evaluaremos a los primeros tres mariscales de campo que potencialmente serán seleccionados en la primera ronda del siguiente “draft” de la NFL.

Lo ideal es escoger al mejor espécimen en el pizarrón, pero algunos seleccionan en base a sus necesidades.

Es probable que el primero de los mariscales en irse sea el prospecto de UCF, Blake Bortles. No necesariamente significa que sea el mejor, pero sí es el modelo típico de mariscal en la NFL. El valor de este prospecto de 105 kilos y 1.98 metros de altura ha estado al alza durante todo el proceso. Es el único de los favoritos que lanzó un pase en el “Scouting Combine”, y a diferencia de otros casos en el pasado, a este sí le ayudó. También tuvo una buena actuación en su “Pro Day”, que para muchos aporta para el proceso de evaluación previo a la selección.  El ex bombardero de Florida Central tiene presencia en el bolsillo y cuenta con un cañón de brazo, sin embargo como no compitió ante defensivas de talento es difícil medir como leerá a los profundos de la NFL.

El segundo es Teddy Bridgewater de la universidad de Louisville. Anotó 58 touchdowns y solo 12 intercepciones en su carrera colegial ante defensivas de mayor categoría. Obtuvo una mala actuación en su “Pro Day”, pero no se dejen llevar por eso. En los famosos “Pro Days”, los mariscales practican en camisetas y shorts, ellos elijen a sus alas, y no hay ningún miembro de una defensiva conteniendo el pase, así que olviden el factor de leer a defensivas en esos ejercicios.  Al pesar solo 88 kilos, el mariscal de 21 años puede evadir golpes, más no corre cuando siente el peligro. Bridgewater tiene paciencia en el bolsillo y ha demostrado que puede aguantar golpes fuertes  en el proceso, nomás pregúntenle a la defensivas de Florida y Penn State. Hay preguntas sobre su precisión en pases largos pero eso es algo que se puede corregir.

Si Bortles es elegido antes, es muy posible que los Browns seleccionen a Bridgewater en la cuarta posición.

 Mi último prospecto a evaluar, Johnny Manziel de la universidad de Texas A &M. Una selección de este tipo te puede hacer o deshacer como organización. No lo voy a comparar con Tim Teebow, pero ese puede ser un reciente ejemplo de lo que puede pasar  al entrar a una liga de primera. Podrá ser el mejor de todos los tiempos colegialmente hablando, pero también puede ser un fracaso en la liga profesional. Este fue el más veloz de los mariscales en el “Combine”, no obstante es muy impaciente en el bolsillo, y eso no se traduce bien a la NFL. Manziel podría acomodarse en la séptima posición con Tampa Bay.