Descubrir y construir soluciones justas

Por El Recomendador

Alrededor de las soluciones justas y de los bienes que deben instaurarse para beneficio de todos, el arte del Derecho y el de la Política deben tomarse como nobles instrumentos de la humanidad para vivir dignamente.

Dos películas norteamericanas nos muestran este tipo de luchas para favorecer tanto la democracia como el respeto a los derechos humanos. Se trata hallar la justicia para todos o para los más que sea posible.

1.- ¿Cuánto vale la vida? (Worth), estreno del 2021. Tras los ataques a las Torres Gemelas, un famoso abogado es contratado para proponer una solución general para indemnizar pronto a las víctimas de las explosiones, que sea aceptada por los más para acelerar una pronta indemnización.

No es algo muy fácil, en medio de tantos dilemas morales, hallar una respuesta aceptable para muchos. Se ve obligado a hacer una propuesta que conteste la difícil cuestión de cuánto vale una vida para los deudos y víctimas de un asesinato.

Se trata de intentar proponer una solución justa y general que procure, sin necesidad de largos juicios, una indemnización que fuera aceptada como justa por una mayoría considerable de las víctimas.

Este abogado dedica gratuitamente todo su tiempo y el trabajo de los integrantes de su bufete, a este asunto. No resulta fácil encontrar la solución justa para calcular el daño material de un asesinato. Pero parece una empresa imposible lograr un consenso para el daño moral por un asesinato.

A la pregunta de cuánto vale una vida para las diferentes víctimas de tan dolorosos y absurdos asesinatos, la respuesta se multiplica conforme al dolor que sienten haber sufrido las víctimas. Lograr una respuesta siquiera que llegue a ser aceptable para muchos, es realmente algo muy difícil. El cronista no debe adelantar el final de la historia, sobre todo si es inesperada, para que el espectador siga paso a paso la difícil aventura. Michael Keaton y Stanley Tucci llevan los roles protagónicos.

2.- Buenas Noches y buena suerte (Good Night, and Good Luck), película norteamericana del 2005 (MUBI) cuyo tema sintetiza así la crítica internacional: “Es una película valiente que apuesta por el cine político, en una crítica que reclama unos medios de comunicación capaces de enfrentarse a cualquier corrupción del sistema sin someterse a las presiones de las grandes corporaciones y de los gobiernos contra la libertad de expresión”.

El Macartismo se originó cuando el senador Joseph McCarthy (1908-1957) desencadenó un proceso de declaraciones, y de acusaciones infundadas, denuncias, interrogatorios, procesos irregulares y elaboró listas negras contra personas sospechosas de ser comunistas.

Los sectores que se opusieron a los métodos irregulares e indiscriminados de McCarthy denunciaron el proceso como una “cacería de brujas” y llevaron al destacado dramaturgo Arthur Miller a escribir su famosa obra Las brujas de Salem (1953).

En este caso es un famoso reportero de la CBS el que enfrentó al macartismo en todas aquellas manifestaciones en que de muy mala manera se perseguía a todo oponente político y se cometían graves violaciones a los derechos civiles. Todo en nombre de la seguridad nacional.

Muy noble y deseable es la defensa de la democracia, de los derechos humanos y del periodismo independiente como lo relata esta película dirigida por George Clooney, y actuada por David Strathairn, el propio Cloney y Jeff Daniels.