Demanda senador Hermosillo un mayor control de armas a EU

México.- Definir una política humanitaria que impida que familias integradas sean separadas por cuestiones de estatus migratorio, fue lo que solicitó el senador bajacaliforniano Víctor Hermosillo Celada en reunión con el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne.

El Senador de extracción panista planteó también la necesidad de establecer criterios y normas que restrinjan la obtención de armas de fuego, como sucede actualmente en la Unión Americana, pues aunque con el tráfico ilegal masivo e incluso con operativos gubernamentales que se salen de control, ingresan armas a México, así también es un peligro el contrabando hormiga que se produce de las mismas.

Ante los cuestionamientos y sugerencias del Senador Víctor Hermosillo, el embajador Wayne manifestó que en lo relativo a la política migratoria no podía expresar ningún pronunciamiento, sin embargo confiaba en que con los gobiernos entrantes de ambos países, que manifiestan tanta voluntad para trabajar en conjunto, se lograrán avances sustanciales en diversas materias en la frontera común.

El embajador Wayne, a solicitud expresa del Senador mexicalense Víctor Hermosillo, comentó que en el caso de la aprobación del uso recreativo de la mariguana en los estados de Colorado y Washington, es un asunto que se debe analizar, principalmente en lo relativo a las atribuciones federales del gobierno norteamericano.

El Senador, quien es arquitecto de profesión y ex alcalde de Mexicali, manifestó al embajador la importancia y necesidad de un mayor intercambio universitario y cultural, a lo cual el diplomático estuvo de acuerdo y se comprometió a buscar mecanismos que ayuden al respecto.

Antes de concluida la reunión, el senador Hermosillo solicitó al embajador que se genere una mayor coordinación entre las instancias correspondientes cuando se emita una alerta de viaje, ya que tal hecho perjudica seriamente la imagen de México no sólo en Estados Unidos, sino en el resto del mundo.

Finalmente, ambos acordaron sostener encuentros periódicos y aumentar la coordinación entre los equipos.

Se inicia un nuevo gobierno de Barack Obama, también una Legislatura en el Senado mexicano, en ambos hay voluntad para hacer las cosas.