Delta del Colorado tendrá más agua

Mexicali, B.C.- En un hecho histórico a nivel internacional el gobernador del Estado, Francisco Vega de Lamadrid; el Director General de Conagua, David Korenfeld; los titulares de la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre México y los Estados Unidos, Roberto Salomón Castelo y Edward Drusina, respectivamente; pusieron en marcha el acuerdo internacional denominado “Flujo Pulso” del Acta 319, el cual proveerá de agua para fines ambientales en el Delta del Río Colorado.

 

Con esta implementación se busca que el sistema del Río Colorado pueda continuar atendiendo las necesidades de ambos países y promover la restauración del ecosistema, la cual se basa en la entrega del flujo líquido en dos etapas, el primer Flujo Pulso, inició el 23 de marzo y concluirá el 18 de mayo del presente año, y se entregarán 130 millones de metros cúbicos de agua; y la segunda es el Flujo Base, que es la recepción de 65 millones metros cúbicos de agua que serán otorgados en niveles de flujo menor en periodos más amplios.

El Gobernador de Baja California, Francisco Vega destacó que esta acción es un hecho histórico entre dos países y primera en el mundo.

El Mandatario Estatal manifestó que los bajacalifornianos deben tener la seguridad que “no le restará ni un sólo litro de agua a ningún agricultor del Valle de Mexicali” y que aproximadamente con estos volúmenes de agua se restaurarán 950 hectáreas de hábitat que permitirá la germinación de la semilla de árboles nativos de sauces y álamos.

Por su parte, el director General de Conagua, David Korenfeld, destacó que directamente se beneficiarán a 200 mil hectáreas de los Valles de Mexicali en Baja California y de San Luis Río Colorado en Sonora, y detalló que el Flujo Pulso consiste en la entrega del vital líquido en un 50% por parte de México y el 50% por parte de Estados Unidos; y que posteriormente el Flujo Base será aportado por Organizaciones No Gubernamentales mediante el Fideicomiso Agua para la Restauración del Delta del Río Colorado.

Agregó que es un acuerdo bilateral que permitirá el desarrollo ecológico del hábitat de miles de especies de flora y fauna, mismo que no afectará a los usuarios agrícolas ni urbanos, beneficiará a las comunidades rurales, y atenderá con acciones los efectos de los sismos registrados en el 2010.

A su vez, el Comisionado de Estados Unidos de la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre México y los Estados Unidos, Edward Drusin, agradeció la cooperación del trabajo en conjunto que se realiza mediante este acuerdo que proporciona beneficios para ambas naciones, la cual permite obtener herramientas, seguridad y una futura cooperación binacional que se establece en directrices con un programa de inversiones conjuntas, la cual busca garantizar la seguridad del abasto de agua.

.