Defensiva, ¿la clave de los Chargers?

Por Dante Lazcano

Y llegamos al debate eterno de querer ver que nuestro equipo sea invencible, incluso en los juegos de preparación.

Luego del primer partido de preparación que sostuvieron los LA Chargers, quienes gracias a una pérdida de balón al final incidió en que cayeran el encuentro de apertura de la pretemporada en el majestuoso University of Phoenix, hay dos cosas importantes por resaltar.
La primera es que las lesiones que se generaron no fueron de consideración, tomando en cuenta que se trata de un deporte de contacto y que las lastimaduras son el común denominador; digamos que salieron bien librados, con sus moretones típicos, pero de ahí en fuera no hay mucho de qué preocuparse.

La segunda es que la defensiva, al margen que en gran medida jugó el segundo y tercer equipo, en condiciones similares, o sea, ante el segundo y tercer equipo de los emplumados, no permitieron una conversión de tercera oportunidad.

Creo que no ha sido una ni dos las ocasiones que he expresado mis dudas acerca de la conformación del grupo que puso Tom Telesco, gerente general de facto, pues si bien no le metieron a la agencia libre, de una vez más la apuesta es por la juventud que han tomado y desarrollado del reclutamiento de jugadores colegiales.

Hasta en videojuegos al grupo que armó el gerente los valores que le dio un videojuego no son muy favorables,  y si a eso le suman que enfrentarán un rol de juegos ante seis equipos que jugaron en la postemporada del año pasado, es el por qué de que no me termina de convencer.

Sin embargo, aunque hubiera sido de preparación, que la defensiva contuviera once veces al ataque en situación de tercera oportunidad habla que el grupo, todo, ha entendido el sistema de Gus Bradley y por ahí la vela de la esperanza se enciende por aquello que defensivas ganan campeonatos y aunque falta muchísimo, esa actuación es digna de revisarse y estar pendientes partido a partido.

Revisando la división

Quien de nuevo demostró que le queda gasolina en las piernas es al otrora poderoso Marshawn Lynch, pues ante Detroit y en su casa hizo lo que quiso de la defensiva leonesa, si ese back es capaz de mantenerse sano y le dan de 18 a 25 repeticiones por partido habrá que tener cuidado pues tendrá el complemento de un buen pasador, no olvidemos que en las líneas laterales contará con un tremendo motivador como Jon Gruden.

Empieza Elway con desesperación

John Elway fue campeón dos veces con los Denver Broncos, tuvo la paciencia de hacerlo en el par de años finales de su carrera, tuvo la virtud de la paciencia.

Como gerente general de los equinos a base de cartera ya perdió un Super Bowl y ganó otro, éste de la mano de Peyton Manning pero desde que éste se retiró no pasa nada con el equipo ni la posición, por lo mismo es que antes que la especulación surja aceptó que aun busca a un pasador veterano a efecto de darle solidez a la posición pues no se siente muy seguro.

Mis dos centavos

Sólo porque lo escuché lo creí.