Decisión de Congreso de aumentar impuestos frenará inversiones inmobiliarias

Foto: Cortesía

Redacción Infobaja

Tijuana.- La aprobación de nuevos impuestos por parte del Congreso de Baja California (de mayoría morenista) para la entidad, va en contra de lo que espera la ciudadanía, ya que habrá un aumento de precios en los productos y servicios básicos que afectará a la clase trabajadora, afirmó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi), José Luis Padilla Gutiérrez.

La última tarde de 2019, el Congreso de Baja California aprobó una reforma a la Ley de Ingresos 2020, en el que se agregó un impuesto que grava la venta de gas y gasolina,entre otros.

“Estamos en contra de los impuestos que se autorizaron, después de que ya había sido autorizada la Ley de Ingresos, autorizan nuevos impuestos, que algunos son de competencia federal, entonces se gravan impuestos sobre impuestos, y eso es anticonstitucional”, afirmó en un comunicado.

Por lo que el sector de la vivienda ha alzado la voz, expresando su rechazo a la forma en que se dio esta situación, apuntó el dirigente, toda vez que esta aprobación en el Congreso ocurrió en pleno 31 de diciembre de 2019.

“No estamos de acuerdo con la forma en que los diputados autorizaron estos impuestos, porque va en perjuicio de la ciudadanía, cuando la premisa de Morena es proteger a los más vulnerables”, indicó.

A consideración de José Luis Padilla, la ciudadanía que menos tiene es la que se verá más perjudicada, ya que al incrementar impuestos a combustibles, se provocará una escalada de precios que afectará la capacidad adquisitiva de las personas.

“Aunado, a ello, va a detener las inversiones en el estado, porque perdemos lugares en competitividad contra otros estados y ciudades que sí fomentan la inversión”, enfatizó.

Padilla Gutiérrez añadió que, en relación al incremento en el pago de derechos de desarrollo, se detendrán inversiones millonarias que le dan empleo a miles de familias tijuanenses, lo cual acarreará una ola de inseguridad adicional a la que ya existe.

Derivado de estos impuestos se inhibirá la inversión, aseguró, fomentando así los desarrollos informales a orillas de los arroyos, con casas de cartón, sin servicios de agua, drenaje, luz y sin título de propiedad, además de las mencionadas invasiones.

“Si se había pensado detonar vivienda económica este 2020, con esto no será posible, dejando sin este beneficio a la gente que más lo necesita”, finalizó.