Debe cambiar gasto en Educación en BC: Copase

El gasto público en Baja California destinado a la educación básica ha aumentado de manera importante y consistente, más de $100 mil millones de pesos (MDP)  en el último sexenio, pero sin mejora significativa en la calidad educativa, sostiene Alfredo J. Postlethwaite Duhagon, presidente de la Coalición para la Participación Social en la Educación (Copase).

Señala que para el año 2015, se aprobó un gasto por $15 mil millones de pesos. 

Baja California obtuvo un nivel de cobertura escolar equivalente a 9.3 años, la más alta del País, sin embargo la calidad y el nivel de aprendizaje de los alumnos  es muy baja  y, desde una perspectiva internacional, ocupa el último lugar de los países asociados de la OCDE.

COPASE propone cuatro directivas de mejora.

El  presupuesto estatal de egresos  aprobado  para  el ejercicio fiscal del 2015 asciende a  $33  mil millones de pesos (MDP), de los cuáles se destinarán a la  educación ( ramo 14)  $ 15 mil MDP  ( 45%) y  31 %  menor en relación al ejercicio 2014.

El decremento del gasto es posible porque a partir del 2015 el Gobierno Federal pagará directamente la nómina del magisterio federal por un monto estimado de $ 7.8 mil MDP (FONE).  Por lo tanto, la inversión del gasto  público federal y estatal  al sistema educativo de la entidad  es por una suma de  $ 23 mil MDP.

La lógica detrás de éste aumento presupuestal es que dicha inversión mejorará los servicios educativos y la eficiencia del gasto, y que éstos, a su vez, tendrán algún efecto positivo en el nivel del aprendizaje de los alumnos. En el caso bajacaliforniano esto no sucede.

Esto es, porque el gasto público  ha aumentado cada año de manera importante y consistente  pero la mayoría del recurso (94%)  es para remunerar al magisterio.

Además el sistema educativo tiene una  sobrecarga en la nómina  de ser el  único estado que actualmente otorga un sobresueldo del 22% al magisterio y destina un 85 % del total para el financiamiento mientras la media nacional se ubica en 32 %  lo que representa erogar $ 6 mil MDP  más que la federación en el sostenimiento de la educación básica. 

Hay una clara diferencia entre el gasto ejercido y  la  calidad.   Como evidencia podemos destacar:

La prueba internacional PISA 2012 (OCDE), que mide el nivel de competencias de los alumnos escolarizados de 15 años de edad, en matemáticas, ciencias y comprensión  lectora, nos revela que BC en promedio  se encuentra  a media tabla del ranking con el resto de las  entidades en México que, a su vez, ocupa el último lugar de los países asociados de la OCDE.

 El 82 % de los alumnos de secundaria evaluados en la materia de matemáticas por la Prueba Enlace 2012 se encuentran en los niveles más bajos y clasificados como “insuficiente y elemental”.(Prueba ENLACE 2012)

Solo el 19 % de los aspirantes  a una plaza de maestro logro  ubicarse en los grupos idóneos A y B en la lista de prelación para el ingreso al servicio profesional docente 2014.

 En promedio, la mitad de los jóvenes que egresan de las secundarias de BC no cuentan con las competencias y habilidades relevantes para participar activa y plenamente en la sociedad actual.  De seguir así con este ritmo, se estima que BC se tardaría 38 años para llegar al promedio del nivel de los países de la OCDE, siempre y cuando ellos no mejoren.

En resumen, algo no funciona. Algo está mal.  Si queremos mejorar, algo debe cambiar. 

COPASE reafirma que es necesario mover el eje de la política pública del gasto público para reorientarse a la eficiencia y trasparencia en su uso y,  forzosamente debe que relacionarse con la  mejora de  la calidad para educar y la superación del servicio docente.

 

Para ello, propone cuatro directivas: 

1.      El  Gobernador del Estado y  los diputados en el Congreso de la Unión deben  gestionar ante la SHCP  con carácter de urgente un trato más equitativo del Fondo General de Participaciones Federales que anualmente recibe. Actualmente, BC  destina el 54 %  de los recursos para el financiamiento de la educación básica y la  media nacional se ubica en 31 %.

2.      El congreso estatal apruebe una inversión de $40 MDP para destinarlos exclusivamente a programas relevantes y oportunos de formación y capacitación docente.

3.      Separar una partida especial del fondo de $ 246 mdp para incrementos al magisterio y prestaciones correlativas para 2015, para crear y financiar un programa de estímulos en base al mérito profesional  de los  profesores.

4.       El Órgano de Fiscalización Superior del Estado del congreso debe investigar y confirmar si la información contenida en el censo elaborado por INEGI  (CEMABE) es veraz y justificable con  relación a la administración y pago de la nómina del sistema educativo estatal, el cual revela  que hay 7,217 personas “irregulares”  que cobran pero no se encontraron en el centro asignado, provocando  un presunto desvió de recursos públicos por un monto de  $ 1 mil MDP por año.  La sociedad merece y exige una aclaración fundada.

COPASE sostiene la idea que llegó la hora de  implementar cambios estructurales en el sistema educativo que conlleven a mejorar la  calidad de educación en beneficio a los 700 mil niños y jóvenes que cursan la educación básica y  las nuevas generaciones de bajacalifornianos. 

¡La educación en BC es tarea de todos!

www.copasebc.com.mx

Alfredo J. Postlethwaite Duhagon

Consejero Presidente