Debate, propuestas, respuestas, elección

Por Carlos Murguía Mejía

2018 crucial en la vida política de México, motivado entre otros, por la sucesión presidencial. El hartazgo de la ciudadanía por la política, los partidos y los políticos no es gratuito; el pueblo advierte y resiente un demérito en su entorno social, familiar, económico y etc., etc.

Ahora bien, tal parece que hay un cliché tradicional de cómo hacer campaña política que el electorado ya conoce sobradamente, abundar sobre este tema pienso que es ocioso; lo cierto y que sorprende en forma por demás grata es la innovación y espontaneidad de AMLO, al presentar al escrutinio de la ciudadanía dieciséis propuestas para conformar su gabinete de gobierno; hombres y mujeres valiosos que se someten al escrutinio, análisis, critica de la ciudadanía para que éstos sean calificados con el rigorismo a que tiene derecho el pueblo, ya que, la única opinión valiosa y que está investido de esa potestad es y será el pueblo.

Se advierten personajes de una experiencia pública, política, así como académica de gran prestancia y quiero referir a varios de ellos: Olga Sánchez Cordero,(ex Ministro SCJN, Doctor Honoris Causa por siete veces con Doctorado Académico), Héctor Vasconcelos (ex Embajador de México en Noruega, con Doctorado también), Esteban Moctezuma Barragán (ex Secretario de Gobernación, Abogado y Economista con Maestría), Javier Jiménez Spriú (ex Director de la Facultad de Ingeniería e Ingeniero mecánico por la UNAM, así como con estudios de Posgrado en Paris y etc., etc.), Miguel Torruco Márquez, (ex Secretario de Turismo Ciudad de México, y ex Presidente Industria Hotelera Nacional), Dr. Jorge Alcocer Varela,(Investigador emérito del Instituto Salvador Zubiran, Médico por la UNAM, y Posgrado en Londres. En suma, ciudadanos profesionistas hombres y mujeres que en su conjunto los distingue y se significan por una cualidad: su honestidad.

Por primera vez, una coalición política presenta alternativa innovadora de funcionarios a pretender y estimo que los adversarios políticos podrían hacer lo mismo o, me preguntaría, ¿¿por qué no lo hacen?? Los profesionistas en mención, podrían seguir en su trabajo cotidiano, o en la iniciativa privada o hasta disfrutar de su pensión; pero no, ven con simpatía un proyecto político, se enfrentan al statu quo y prefieren participar en una justa política por su gran amor a México. Yo no creo que estos personajes quieran un gobierno como el de Venezuela o el de Nicaragua, porque si fuese así ya hubiéramos escuchado que los detractores de AMLO se dirigiesen también  a estos dieciséis ilustres mexicanos.

El verdadero enemigo de México es la pobreza extrema, los bajos salarios, la ausencia de espacios educativos, la corrupción e impunidad y tantos y tantos males; esos sí son los enemigos de México, no AMLO ni su gabinete a pretender. En todo caso, AMLO y su equipo presentado serán unos adversarios que participan en una justa democrática al amparo de la Ley y el Derecho. Por todo lo antes expuesto, me viene una cita que a la letra dice: “La fortaleza del equipo es cada miembro individual. La fortaleza de cada miembro es el equipo. Autor: Philip Jackson. Finalmente, la decisión la tendrá el pueblo de México.