De nuevo, Tijuana recoge dinero del suelo

Por Carlos Linaldi M

clinaldi@hotmail.com

Cada vez más empresarios de Baja California voltean a ver el dinero que se va a la basura.

La industria del reciclaje es tan importante hoy en el mundo que una de las principales empresas del ramo, de las pioneras, por cierto, le vende chatarra directamente a la planta Toyota de Japón. Otra recicladora, más modesta, compra plásticos y los envía a China. Les urge por cierto comprar pet, “galón” y multi plástico. Todo es dinero contante y sonante.

José Alfredo Ferreiro, subsecretario de Protección al Ambiente del Estado, afirma que sólo en Tijuana funcionan más de 100 empresas registradas como recicladoras.

El número de empleos directos se estima en mil, pero se eleva hasta 3 mil indirectos.

Aunque los economistas no lo registren puntualmente, la exportación de materiales reciclados puede ser hoy por hoy una de las fuentes más importantes de dinero fresco para nuestra región, ya que se están enviando a otros países.

Colorido evento

Bolsas de plástico que ya estaban en la basura, botellas y hojas del directorio se convirtieron en vestidos de una pasarela.

Diseño de ropa con materiales reciclados por estudiantes prueban que la cultura del reúso ya está aquí.

Jessica Peña, estudiante del Cecyte Altiplano, explicó que confeccionaron vestidos de moda con plástico de botella, bolsas que encontraron tiradas y otros materiales.

Ecologuía le preguntó a Jessica si es posible reciclar para la vida diaria. La respuesta: Que han reciclado periódico para hacer mochilas en la escuela.

Tijuana genera 850 mil toneladas de basura al año. Se puede reducir este monto a través del reciclaje y aligerarle la carga a la naturaleza, al consumir menos combustible para transportar esta basura.

También al ocupar menos espacio para el confinamiento de los desechos.

En países como Alemania ya no hay relleno sanitario. El nivel de reciclaje es tan alto que los pocos residuos que quedan son incinerados.

Como en antaño, los tijuanenses están aprendiendo a recoger literalmente dinero del piso.

*El autor es periodista tijuanense de Uniradio.