De la historia a la experiencia

Por Maritza Morales

A los humanos nos encanta escuchar historias, desde que somos niños crecemos escuchando cuentos, leyendo, viendo películas en las que se desarrollan personajes en mundos imaginarios, las historias forman parte de nuestras vidas.

El Storytelling es el arte de de contar una historia y entregar el mensaje deseado. En marketing se utiliza como una técnica que consiste en contar historias que transmitan la esencia y los valores de las marcas para conectar emocionalmente con un público.

Para crear una buena historia primeramente requerimos tener claro el qué, cómo, cuándo y dónde se compartirá el contenido de esta historia. Esto en marketing, anteriormente había funcionado, porque creemos en las palabras bonitas, esas que nos hacen creer en lo que vemos y escuchamos, el storytelling estuvo mucho tiempo dando de que hablar y sí, las historias bien contadas venden, pero la sociedad y los consumidores quieren realmente vivir la experiencia que una marca promete, no solo dejarlo en palabras.

Se ha terminado el tiempo de solamente palabras, pasemos a la acción. ¡Storydoing!

¿Qué es el storydoing? Es la técnica que ofrece una marca que gira en torno a los valores que predica, el poder transmitir su misión, visión, objetivos y acciones operativas (humanas y tecnológicas) mediante la experiencia que provocan sus productos o servicios en los clientes.

El objetivo del Storydoing es crear un vínculo real con los clientes, esto se obtiene siendo sinceros y generando credibilidad. Por esta razón, las historias requieren crearse de acuerdo a la identidad y cultura de la marca.

¿Qué nos puede aportar a la empresa o marca?

  • Buen posicionamiento online
  • Posicionamiento en la mente del target con el fin de transformar a venta.
  • Experiencias positivas.
  • Fidelización de marca
  • Posibles embajadores de marca
  • Menor inversión en medios. Los usuarios son los que crean las historias y comparten en social media.
  • Conversaciones de la marca con sus usuarios.

¿Cómo hacer storydoing?

  • Realizar un análisis para conocer a nuestro público
  • Crear historias en las cuáles los clientes son los protagonistas (la marca pasa a segundo plano)
  • Apoyarse de los medios de comunicación para aumentar visibilidad y alcance. Compartir esas experiencias en redes sociales y generar interacción en tiempo real.
  • Generar emociones y reacciones de nuestros consumidores, ir más allá de solo vender un producto/servicio.

Cuando logramos comunicar una historia bien diseñada, alineada a los valores y fortalezas de la empresa, siendo claros y honestos, lograremos que nuestros clientes se conviertan en los creadores y portavoces de esas historias llevadas a la realidad, creando valor y experiencias excepcionales para ellos y la comunidad.