Dando y dando

Por Gastón Luken

Este 7 de Junio vamos a contratar a nuestro legislador. Cuidemos de no contratar a un corrupto.

Transparencia Mexicana y el IMCO invitan a que los candidatos a diputados federales hagan públicas tres declaraciones: la patrimonial, la de impuestos y la de intereses.

 

Esto nos sirve para saber más de los candidatos. De quienes están comprometidos con la legalidad y la transparencia y quiénes no.

La declaración patrimonial nos da una idea de si sus ingresos «cuadran» con su estilo de vida. La de impuestos nos dice si cumplieron con sus obligaciones fiscales. Si ellos nos exigen que paguemos impuestos, ellos nos deben comprobar que pagan los suyos. Y la declaración de intereses nos informa las actividades económicas que tienen para que si llegan al cargo que buscan se abstengan de usarlo en beneficio de sus intereses económicos o los de sus familiares.

Hoy la ley no obliga a que un candidato o servidor público haga del conocimiento público esta información. Solo obliga a que presenten dichas declaraciones ante la autoridad competente pero no abiertas al público.

Habrá quien mienta u omita datos en estas declaraciones. Esto quizá hasta sea común. Sin embargo el hecho de declarar públicamente algo que no sea apegado a la verdad expone a que posteriormente se haga pública esa mentira. Los casos más recientes, de una larga lista, es el de los ex gobernadores Murat y Herrera a quienes les descubrieron propiedades multimillonarias en EUA que no habían sido declaradas.

El hecho que alguien tenga muchos bienes en si mismo no es criticable. Lo es cuando su ingreso, trabajo o circunstancia no va acorde con el estilo de vida que tiene.

Muchos políticos argumentan que no están obligados a hacer del conocimiento público las declaraciones. Esto es cierto y por ello debe cambiarse la ley, (¿quién se anima?). Otros dicen que hacer públicas las declaraciones los haría blancos de la inseguridad. Este argumento es absurdo pues quien lo diga de facto está admitiendo que posee tantos bienes o dinero como para sentirse inseguro. El verdadero miedo que sienten es a que la gente sepa todo lo que tienen y que probablemente sea de origen ilícito.

Para saber quiénes han hecho públicas sus declaraciones visita www.legisladortransparente.mx  Si no está tu legislador búscalo en Facebook y pregúntale por qué no responde a este llamado.

El voto es un acto de esperanza, una transacción que consiste en dar algo con el propósito de recibir algo a cambio. Damos nuestro voto y esperamos que el elegido cumpla con capacidad y decencia su encargo. Inevitablemente tenemos que esperar para saber si nos rindió buenas cuentas sin embargo hoy podemos hacer que el voto sea un «dando y dando» en el sentido de que me das tus propuestas y tus declaraciones y entonces veré si te doy el voto.

El hacer públicas las declaraciones no es garantía de que los políticos no harán cosas que no deban pero sí es un paso importante hacia un país con menos corrupción.

 

Compartir
Artículo anteriorEl choque
Artículo siguienteGrammys