Rinden homenaje luctuoso a Federico Valdés

TIJUANA – En un acto sin precedentes, el presidente municipal, Carlos Bustamante Anchondo, encabezó las honras fúnebres en memoria de quien fuera el primer alcalde nativo de Tijuana, Federico Valdés Martínez.

 
Ante la asistencia de representantes de todos los sectores de la sociedad tijuanense, colaboradores que formaron parte del XII Ayuntamiento de Tijuana, funcionarios, amigos y familiares reunidos en el patio central de Palacio Municipal, el alcalde Carlos Bustamante resaltó de Federico Valdés el sentido constructivo que siempre tuvo para la política y la actitud republicana, basada siempre en el deber, responsabilidad y compromiso que en el ejercicio de sus funciones demostró el ex presidente municipal.
 
“Como ejecutivo del XII Ayuntamiento, Federico Valdés Martínez contribuyó con su talento, experiencia y energía al progreso y bienestar de nuestra querida Ciudad; como él lo quería, hoy es tiempo de avanzar en la construcción de una Tijuana próspera, justa y segura. Por esto, en nombre del gobierno municipal expreso mis más sentidas condolencias a su esposa Carmen, a sus hijos Ada y Federico, y a sus hermanos Juan, Felícitas, María y Leonor”, expresó Bustamante Anchondo.
 
Durante la ceremonia -en donde por alrededor de una hora permanecieron las cenizas mortuorias en una urna cubierta con el Lábaro Patrio-  el primer edil entregó una placa a Carmen Aída Palazuelos, viuda de Valdés Martínez, y a sus hijos Federico y Ada, como homenaje a la capacidad política y ejecutiva, y al ejemplo que fue para sus contemporáneos.
 
“Federico Valdés fue un promotor de grandes transformaciones jurídicas y políticas; gran impulsor de foros de consulta que cambiaron a Tijuana, un hombre de grandes valores cívicos que promovió la cultura y el folclor, y pionero de las relaciones bilaterales con las ciudades vecinas tanto de México como de Estados Unidos”, dijo Rosaura Martínez, ex secretaria de Desarrollo Social del XII Ayuntamiento y amiga de la familia del ex alcalde, quien ofreció una semblanza sobre su vida y obra. 
 
La Banda de Música de Tijuana entonó la “marcha a Federico Valdés Martínez”, creada en 1986 por el músico Manuel Bravo, en honor de quien fue el primer nativo de esta ciudad en dirigir los destinos del gobierno municipal, durante el trienio de 1986 a 1989.
 
Al final del emotivo evento, se montaron cinco guardias de honor a la urna con las cenizas del ex alcalde, la primera encabezada por Carlos Bustamante Anchondo; el subsecretario de Gobierno de Baja California, Gustavo Ley Ruiz; y los ex presidentes municipales de Tijuana, Kurt Honold Morales, René Treviño Arredondo, Fernando Márquez Arce y Xicoténcatl Leyva Mortera.
 
Las demás guardias de honor estuvieron conformadas por el Gabinete del XII Ayuntamiento, regidores y funcionarios de la actual administración, así como familiares y amigos del político finado.