Dan herramientas para salvar vidas en casi de paro cardiaco

TIJUANA.- En el marco del Día Mundial del Corazón, Cruz Roja Tijuana difundió información sobre la manera de reconocer y ayudar a un paciente con paro cardiaco, donde la capacitación y prevención son la base para salvar vidas. 

El director voluntario de Cuidados Intensivos del Hospital de la Cruz Roja Tijuana, Jorge Astiazarán Orci, mencionó que en México las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte, en promedio 87 mil 185 personas fallecen cada año por paros cardiacos.

Abundó que estas cifras representan el 20 por ciento de las defunciones en el país y que las estadísticas indican que sólo 5 de cada 100 infartados sobreviven para contarlo y esto si existe una atención pre hospitalaria adecuada, entre 5 y 10 minutos después del ataque, por ello es importante saber cómo reconocer a una persona que está sufriendo un paro cardiaco y qué hacer.

Informó que lo primero en considerar es que los síntomas clásicos de este problema no siempre son iguales, pues pueden intervenir otras enfermedades de base que coadyuven con la presencia del mismo.

“Es importante no minimizar el dolor de pecho, siempre que una persona tenga un dolor de este tipo debe considerarlo como un problema cardiaco hasta que no se descarte; mucha gente que siente indigestión o que tiene molestias en la boca del estómago, lo toma como un problema gástrico cuando puede ser letal; asimismo, hay personas que son afortunadas porque tienen síntomas, hay muchas que presentan una arritmia y se desploman”, recalcó.

Cuando alguien presencie esta última situación, inmediatamente debe sentar a la persona y pedir apoyo al 066, número de emergencias en Tijuana; es clave que el enfermo sea intervenido en los primeros minutos del infarto.

“La educación es saber cómo ayudar y no hacer más daño, es vital conocer la técnica de RCP para ayudar a un paciente que presenta un paro cardiaco o una arritmia letal, es muy fácil aprender, en Cruz Roja ofrecemos cursos de capacitación sobre esta sencilla técnica y primeros auxilios, inclusive, se ha encontrado que si se aprende a dar solamente compresiones cardiacas, ya es bastante ayuda para el paciente en paro cardiaco mientras se espera la llegada de la ambulancia”, agregó Astiazarán Orci.

La falta de una cultura de prevención en la comunidad es una limitante, siendo que la mayoría de la ciudadanía no está preparada para brindar asistencia de emergencia y salvar vidas, aunado a que cada vez los infartos se producen en edades tempranas, pues la epidemia de hipertensión, diabetes, elevación del colesterol, ha generado que se presenten casos de personas que a los 30 años sufren paros cardiacos.

Una buena alimentación, mantener el peso adecuado, realizar actividad física y visitar al médico, son factores de prevención esenciales; así como es importante acudir a consulta aún cuando no haya un padecimiento en particular por atender, pues es cuando pueden detectarse a tiempo.

“También se debe tomar en cuenta la historia familiar, los niveles de colesterol, la presión arterial, la glucosa para la detección temprana de diabetes y dejar de fumar, todos estos son factores de riesgo”, concluyò el director voluntario de Cuidados Intensivos del Hospital de la Cruz Roja Tijuana.