Curvas, Rectas y Palabras: Una cirugía, dos personas y un legado…

Iniciando el orden al bat…

Hablar de legados en el béisbol inmediatamente nos trae a la mente Jackie Robinson, Joe Dimaggio, Stan Musial y a Hank Aaron entre otros.

Cy Young simplemente dejó su nombre al trofeo al mejor lanzador, las palabras de despido de Lou Gehrig siempre resonarán en los archivos de la historia del béisbol y así podemos dar muchos ejemplos de casos en que una figura dejó un alto impacto.

Una figura que recientemente falleció, que no fue jugador, manager o ejecutivo, ni siquiera deportista, se encuentra a la par con ellos, el Dr. Frank Jobe, que junto con el lanzador Tommy John revolucionaron el deporte en 1974. A estas alturas todos sabemos lo que involucra en la cirugía, el trasplante de ligamentos del codo, por tendones de otra parte del cuerpo. Lo que es ahora conocido como la “Operación Tommy John” es una práctica común en el béisbol la cual ha salvado la carrera de muchos jugadores.

El listado incluye a figuras como Brian Wilson, Adam Wainwright, Aníbal Sánchez, Tim Hudson, A.J. Burnett, Jimmy Key y Billy Wagner, en donde no solamente han regresado, sino que inclusive su retorno les ha dado mayor fuerza en el brazo. El propio Tommy John tenía 124 victorias previo a la operación, posterior a ella fueron 164 para un total de 288 de carrera, por lo que aunque la recuperación es larga, los beneficios posteriores hacen que valga la pena los 12-14 meses de rehabilitación.

La visión de Jobe por esta cirugía sin precedentes, es una que no se realizó en un estadio, sin embargo el eco resonará en la historia del béisbol al igual que el jonrón de Joe Carter en la Serie Mundial del ’93, similar a la atrapada de Willie Mays en la Serie Mundial del ‘54 o al perfecto de Don Larsen en la Serie Mundial del ’56.

 

Calentando en el Bullpen…

Algunos lo ven como medida desesperada, otros los vemos como reforzar una debilidad evidente. Los Bravos de Atlanta firmaron al derecho Ervin Santana por un año a 14 millones de dólares, apenas unas horas después de que Kris Medlen fue informado que requerirá la segunda operación Tommy John de su carrera. Unido a las lesiones de Mike Minor, Brandon Beachy y sabiendo que Gavin Floyd no estará disponible hasta Mayo, los Bravos requerían de este movimiento.

Con ello solo restan Stephen Drew y Kendrys Morales, un par de piezas a la ofensiva que a la fecha no han acordado con ningún club. Seamos realistas a estas alturas de la pretemporada, tendrán que conformarse por un contrato de un año por una cantidad mucho menor a la que anticipaban en Noviembre. Y pensar que Drew tenía una oferta de 3 años con los Yankees.

 

Alguien más lo dijo…

“Lo bueno no es bueno cuando algo mejor se espera”. – Vin Scully.

 

Les recuerdo que cualquier colección de palabras que de mí pueda salir, no es tan importante como lo que usted tenga que decir. Todo tipo de comentarios son recibidos en peteragpt@gmail.com y me puede seguir en línea en twitter.com/pedroagpt.