Curvas, Rectas y Palabras: El momento que jamás olvidaré…

Iniciando el orden al bat…

Un jugador anunció su retiro hace unos días, un jugador que admito ha sido mi jugador favorito desde mi época de adolescente. Después de 20 temporadas en Grandes Ligas, Derek Jeter dio la noticia respecto a que el 2014 sería su última temporada. Es por ello que escribir sobre él tal vez no sea tan objetivo como procuro ser.

Jeter saldrá del béisbol y detrás de él quedará una huella enorme por el jugador que fue, del liderazgo que mostró en el campo, de como hizo mejor a quienes lo rodeaban y su capacidad de engrandecerse en los momentos más importantes, ganando 5 Series Mundiales, siendo el único Yankee y segundo parador en corto en llegar a los 3 mil hits, sus 5 Guantes de Oro, su MVP del Juego de Estrellas y Serie Mundial en el 2000, sus 5 Bats de Plata, su Novato del Año y sus 13 apariciones en Juego de Estrellas.

Sin embargo por todos sus logros, mi momento favorito de su carrera está situado en el 2001, Octubre 13. Un año en que debido a los ataques del 11 de Septiembre, MLB retrasó un par de semanas sus actividades en lo que los Estados Unidos sanaban. Era el tercer juego de la Serie Divisional y los Yankees, tricampeones al momento, se encontraban 0-2 abajo ante Oakland, con el calendario marcando el Juego 3 y 4 en la casa de los Atléticos.

Era viernes y sentado frente al televisor junto con mi hermano, estábamos de nervios por la ventaja mínima de NY gracias a un cuadrangular de Jorge Posada. Con Mike Mussina en la loma, a un solo out de cerrar la séptima entrada y Jeremy Giambi corriendo en primera, Terrance Long conectó una línea por la primera base que encontró el rincón del jardín derecho. De ahí todo fue una serie de imágenes… Shane Spencer… el tiro por encima de Tino Martínez… Giambi rodeando tercera… Long a segunda… y de pronto el milagro, Jeter a unos pasos de home corta el tiro y pone la bola en manos de Posada, a milésimas de segundos para el out en home y conservar la ventaja que terminaría siendo el final 1-0. Nueva York ganó los siguientes 2 juegos y con ello la serie para avanzar a la Serie de Campeonato.

Una jugada improbable en un momento importante, creo que si multiplicamos eso al doble por varias ocasiones y eso apenas describe la carrera de Jeter. Gracias por todos los triunfos, por todas las ocasiones que reuniste a mi familia para ver un juego de los Yankees y por dejarme grandes recuerdos de lo que único que me apasiona en la vida, el béisbol.

 

Alguien más lo dijo…

“Todas las temporadas tienen cumbres y valles, lo que quieres evitar es el Gran Cañón”. – Andy Van Slyke.

 

Les recuerdo que cualquier colección de palabras que de mí pueda salir, no es tan importante como lo que usted tenga que decir. Todo tipo de comentarios son recibidos en peteragpt@gmail.com y me puede seguir en línea en