Cumplimiento y responsabilidad educativa

Por Juan José Alonso Llera

La semana pasada en una glorieta de la Zona Río, me topé camino a la radio, con “Kiki” Méndez (representante del gobernador en Tijuana), repartiendo de carro en carro el resumen del Tercer Informe de Gobierno de BC. Un formato muy novedoso, gráficamente muy amigable, donde se resaltan 24 logros de esta administración que sobresalen porque ocupan los primeros lugares nacionales, en un país muy poco exigente.

El documento es una joya mercadológicamente hablando, que además hace ver que vivimos en un estado muy cercano a Disneylandia (literal, jajá), que cuando lo comparas con el día a día hay grandes disparidades en la percepción entre el discurso y la cotidianidad.

Algunos de los logros son: 3er lugar nacional en generación de empleo (gran parte en la maquila por el tipo de cambio), 1er lugar en eficiencia policial (¿Como estarán los demás estados?), más de 100% de absorción en la educación media superior (los que salen de secundaria, más los olvidados que se rescatan) y varios más, échenle un vistazo. En fin todo ¡muy bien!

Pero, pero, “Mexicanos Primero” acaba de publicar el “Índice de Cumplimiento de la Responsabilidad Educativa Estatal 2016” (ICRE) y ¿Qué creen?: Lugar 22 de 32, ¿Pero que representa?, ¿Cómo se compone?, y ¿Qué importancia tiene?, vámonos por orden.

El ICRE es una herramienta que pretende contribuir a la transformación de la educación, al ser un instrumento que permite a los maestros, familias, alumnos, ciudadanos, sociedad civil y autoridades visualizar de una forma clara los avances y retos en el respeto, protección, promoción y garantía del derecho a aprender de las niñas y los niños en Educación Básica, en donde Aguascalientes es el número 1 en el país.

Está compuesto por:

1. Aprendizaje. Porcentaje de alumnos de 3ro de secundaria con evaluación de logro principalmente matemáticas. BC lugar 26.

2. Permanencia. Porcentaje de alumnos que se matriculan en el nivel medio superior. BC lugar 28, aquí está la mayor disparidad con el informe del gobernador. ¿Quien tiene la razón?

3. Personas. Comunidad escolar, maestros y padres de familia. BC lugar 9.

4. Relaciones y procesos. Liderazgo escolar y reforzamiento del aprendizaje. BC lugar 12.

5. Condiciones materiales. Infraestructura. BC lugar 2, muy bien.

6. Sistemas de apoyo. Supervisión escolar y tutoría. BC lugar 31, pésimo.

A esta radiografía hay que agregarle la deuda de 476 millones de pesos del gobierno del estado con la UABC (educación superior), ¿a dónde están esos recursos? Mientras Ken Robinson (Artículo 223 de Infobaja, dic 2014) plantea el futuro de la educación en su libro “Escuelas Creativas”, derivado de las grandes disrupciones de nuestro mundo, aquí seguimos luchando con poner las piedras para lo básico y envolvemos en celofán cifras bonitas que poco se apegan a esta realidad “real”, que no hay manera de empatarla con lo que dice el papel y lo que vivimos, por más bonito que lo presentemos. Mi intención con estas líneas es reflexionar, mandarle al Secretario de Educación esta herramienta, que yo esperaría ya la conoce. Para no perdernos en la invención del hilo negro y seguir lo que dice “Mexicanos Primero”, Diagnosticar (Que aquí está), Exigir (Desde el gobernador, hasta el maestro), Y Proponer, con las bases bien puestas y manos a la obra, que cada quien haga su chamba.