Cuide la preparación de alimentos en casa

Tijuana, B.C.- Si bien el consumo de alimentos en la calle es un factor de alto riesgo para la salud, y foco de infecciones gastrointestinales, el manejo inadecuado de los alimentos en casa encierra también situaciones delicadas que pueden provocar enfermedades.

 

El doctor Clemente Martínez Ruiz, director de la Unidad de Medicina Familiar número 27 del Instituto Mexicano del Seguro Social en Tijuana (IMSS), advierte que estos riesgo se incrementan con la entrada de la temporada de calor, lo que llama a extremar precauciones.

Indicó que por la rutina diaria y el exceso de confianza, en ocasiones las actividades de la cocina se realizan sin la debida higiene y esto es realmente peligroso, ya que la mayoría de las molestias estomacales son ocasionadas por consumir alimentos contaminados con bacterias y por contacto con el ambiente.

Explicó que la salmonelosis es uno de los padecimientos que se presentan por el consumo de alimentos contaminados, y que ocupan un lugar importante en la demanda de consultas de medicina familiar en unidades y hospitales del IMSS.

La salmonelosis, dijo, es una infección ocasionada por una bacteria denominada Salmonella, los pacientes pueden recuperarse en un periodo aproximado de siete días si se acude oportunamente con el doctor, sin embargo, sin la debida atención el paciente puede requerir hospitalización.

Las personas expuestas a la salmonella pueden presentar diarrea grave o leve, fiebre y en algunos casos, vómitos y que las infecciones del torrente sanguíneo pueden ser muy graves, especialmente en el caso de niños muy pequeños o personas de edad avanzada que, incluso, puede ocasionar la muerte.

La salmonelosis se presenta con mayor frecuencia al consumir carnes de ganado y aves, así como leche o huevo y algunas incluidas las legumbres. La bacteria se elimina mediante la cocción del alimento. Si éste sólo se refrigera o congela, lo único que se hace es impedir que el microorganismo se multiplique, pero no se elimina.

Por ello, los alimentos para consumo humano deben ser manipulados de manera higiénica que incluye el lavarse las manos antes y después de preparar los alimentos; lavar perfectamente la superficie sobre la cual van a prepararse los alimentos; lavar y desinfectar las frutas y verduras; así como utilizar utensilios de cocina perfectamente limpios; los cereales, pastas, harinas y galletas deben permanecer en un área ventilada para evitar el crecimiento de moho y alejados de la humedad.

El doctor Martínez Ruiz agregó que se debe poner especial cuidado en la elaboración de los alientos para lactantes, ancianos y para toda persona que tenga el sistema inmunológico comprometido como los son pacientes diabéticos, con cualquier tipo de cáncer, HIV, problemas renales o de hígado, sin olvidar a las mujeres embarazadas.