¿Cuánto cuesta enfermarse del riñón?

columna Cuidando tu salud, Dr. Ismael González Contreras

Por Dr. Ismael González Contreras

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido. Pareciera que la salud es un punto muy importante preservar en la cotidianidad, pero a pesar de ser algo tan obvio, no es lo que nos preocupa en la mayoría de los casos, hasta que la hemos perdido; es ahí donde empieza un viacrucis dependiendo de la enfermedad y la cadena de “si hubiera hecho o dejado de hacer” situación que en ese momento no ayuda mucho a resolver el problema.

Después de esta pequeña reflexión entremos de lleno al tema de hoy: ¿Cuánto cuesta enfermarse del riñón?, el objetivo de la pregunta es presentar datos financieros para que además de la preocupación de la salud en sí, se tome conciencia del costo que implicará tratar la enfermedad.

Recordando lo que mencioné en columna publicada anteriormente, como contexto la enfermedad renal tiene 5 etapas, esto es de suma importancia puesto que el costo varía según la etapa.

Etapa 1 y 2, síntomas muy vagos, se guía principalmente por tener factores de riesgo: Presión alta (hipertensión), Azúcar en la sangre (diabetes), Obesidad, Trabajo sedentario (de oficina), hábito de fumar (tabaquismo). El costo para tratar la enfermedad en este momento es principalmente cambio de hábitos (alimenticios, consumo de agua y actividad física, reducir tabaquismo) y detección oportuna de la enfermedad por medio de estudios básicos y consulta médica una vez al año. Esto a nivel de institución (IMSS, ISSSTE, ISTECALI, Sedena) no implicaría pago, en medicina privada generaría un costo promedio de 6 mil pesos al año si hay hipertensión y diabetes, 2 mil pesos al año si no las hubiera.

Etapa 3 y 4, los síntomas se acentúan, habiendo debilidad, dolores de cabeza frecuentes, nausea constante, Edema (hinchazón) de manos y piernas, cambios de coloración de la piel (palidez). En este momento, ya no solo es el cambio de hábito sino implica consultas y estudios cada 4 meses y tratamiento médico especializado (nefrólogo y nutriólogo) si cuenta con servicio de salud pública se generará un costo promedio hasta de 10 mil pesos al año, si es con servicio privado el costo de consultas y medicamentos puede ir de los 30 a 40 mil pesos al año.

En la etapa 5 o Terminal, la situación se complica en forma muy importante, ya que los síntomas se incrementan en forma severa, y muchas de las veces afecta la vida laboral y familiar, generando un impacto significativo en la familia, tanto física, emocional y económicamente. Los costos varían según la opción a seguir, que pueden ser tres tratamientos:

  • Diálisis Peritoneal: El procedimiento implica poner un tubo en el abdomen y el paciente deberá hacerse su tratamiento en casa cuatro o cinco veces al día.
  • Hemodiálisis: Para seguir este proceso el paciente deberá ir a una unidad especializada donde hay máquinas que limpien la sangre en una sesión de 3 horas en promedio y 3 veces por semana.
  • Trasplante renal: Se requiere una cirugía donde se coloca un riñón donado por un familiar o por una persona que falleció.

Los costos en Diálisis peritoneal mediante servicio de salud pública oscila alrededor de los 30 mil pesos al año aproximadamente (ojo la institución no cobra, el servicio es gratuito sin embargo los costos fuera de la institución, por medicamentos o procedimientos que no se tengan en el momento es a lo que nos estamos refiriendo). Si el tratamiento es en forma privada el costo promedio sería cerca de 150 mil pesos anuales entre tratamiento, colocación de cateter, consultas, estudios y medicamentos.

Los costos en Hemodiálisis de manera institucional serían similares al anterior, si el tratamiento es en forma privada el costo se eleva hasta un promedio de 300 mil pesos anuales.

En ambos procedimientos el tratamiento es de por vida. Hay que tomar en cuenta que la actividad de trabajo se verá afectada tanto por el tiempo que consumen los tratamientos diarios o cada tercer día, como el deterioro natural del cuerpo, lo que ocasionará bajo rendimiento e incapacidad por complicaciones. Por lo que hay que valorar no solo los pagos a realizar, sino que es probable que los ingresos disminuyan. Todo esto sin tomar en cuenta el tema de la calidad de vida la cual disminuirá en general año con año.

Si se opta por el trasplante en forma institución de salud pública, la recomendación es que sea lo más pronto posible para evitar el degaste progresivo del cuerpo y la presentación de complicaciones. El procedimiento en institución es gratuito, pero los costos por medicamentos o estudios que no se tengan en la institución aproximadamente implican un desembolso de 30 mil pesos anuales; uno de los grandes problemas en las instituciones de salud pública es que se cuenta con un número limitado de trasplantes al año y los tiempos en promedio van de los 6 meses a los 2 años para poder operarse. En forma particular el costo varía de acuerdo a la edad del paciente, si padece otras enfermedades y el tiempo que lleva en diálisis, podríamos estimar promedio de 600 mil pesos y tiempos de 3 a 6 meses si es que existe un donador vivo compatible.

Como se observa los costos aumentan en forma muy importante al pasar de una etapa a otra, la recomendación es iniciar su tratamiento lo más tempranamente posible, lo que permitirá mejorar la salud, impacto a la familia y a sus finanzas.

Estimado Lector quedo a tus órdenes.