Cruza a EU primer camión mexicano en programa de autotransporte de carga

Nuevo Laredo.-  El primer camión mexicano cruzó ayer la frontera con Estados Unidos para prestar servicios de transporte de carga internacional, conforme a lo dispuesto en el nuevo Programa de Autotransporte Transfronterizo de Carga, firmado por autoridades de ambos países, el pasado 6 de julio.

Los secretarios de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome Friscione y de Economía, Bruno Ferrari García de Alba –acompañados del gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú; del presidente municipal de Nuevo Laredo, Benjamín Galván y del embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne– fueron testigos de honor durante la salida del primer camión cuyo destino es Garland, Texas, informó un comunicado de prensa.

El camión mexicano, de la empresa Transportes Olympic, se internará a territorio estadounidense para entregar una torre para perforación de pozos, de casi 10 metros de altura. Actualmente, diez empresas transportistas nacionales  están en proceso de autorización para obtener su permiso por parte de las autoridades del vecino país.

Este primer cruce, bajo el nuevo programa, representa un paso fundamental  para el  pleno cumplimiento de los compromisos de Estados Unidos en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en materia de transporte transfronterizo de carga, que traerá beneficios directos a los productores, exportadores, consumidores y usuarios del autotransporte, haciéndolo más eficiente y competitivo.

Los transportistas de carga mexicanos interesados en participar contarán con la certidumbre jurídica de que, una vez que cumplan los requisitos establecidos, podrán obtener y mantener la autorización permanente para operar conforme a las mismas reglas que sus similares de Estados Unidos. 

Adicionalmente, hoy se publica en el Diario Oficial de la Federación el Decreto a través del cual México suspende el 50% restante de los aranceles a la importación de 99 productos estadounidenses que nuestro país sancionó como represalia después de la cancelación en 2009 del programa anterior.

México se reserva el derecho de restablecer dichas represalias, en caso de que Estados Unidos incumpla con sus obligaciones.

El comercio entre México y Estados Unidos asciende a casi 400 mil millones de dólares anuales, y aproximadamente 70% se transporta en camión. La posibilidad de brindar un servicio  de carga internacional de entrega de puerta-a-puerta contribuirá a lograr una frontera más moderna, ágil y eficiente. 

La apertura del autotransporte de carga con Estados Unidos permitirá aprovechar la cercanía geográfica con el principal mercado del mundo, lo que constituye una ventaja competitiva permanente para México.