Crew Dragon

Por Juan José Alonso Llera

“Tu día será bueno si te despiertas sabiendo que construirás un futuro mejor. Si no, tendrás un mal día”.

Me extrañaron mucho los comentarios e interrogantes en una plática habitual con mis amigos, que de hecho considero buenos e inteligentes. “¿Como se les ocurre lanzar un cohete en esta situación? ¿Qué beneficios le traerá al mundo?”. ¡Respiré!. Profundamente, traté de no pendejear a nadie y empecé a tratar de explicar desde mi punto de vista la gran importancia que tiene ese hecho. Ahí les va la historia.

La intención de ir al espacio tiene que ver con como mejorar la vida en la Tierra, además fue una demostración de cómo la iniciativa privada es la mayoría de las veces mucho más eficiente que las instituciones de gobierno para administrar proyectos y dar resultados, demostrando también que si se trabaja en conjunto empresa y estado se mejoran muchísimo los resultados. Me explico.

La nave espacial Crew Dragon de SpaceX despegó con éxito el sábado 30 de mayo a las 12:22 horas nuestras a bordo de un cohete Falcon 9 desde el complejo de lanzamiento 39A en Florida, poniendo en órbita a los astronautas de la NASA Robert Behnken y Douglas Hurley. El destino final será la “Estación Espacial Internacional” (“ISS”, por sus siglas en inglés). Con esta misión se abre una nueva etapa para los vuelos espaciales humanos. Como prueba final de vuelo para SpaceX, esta misión validará el sistema de transporte de tripulación de la compañía, incluidas la plataforma de lanzamiento, el cohete, la nave espacial y las capacidades operativas.

Una de los aspectos mas relevantes, es que el costo de esta misión comparada con la de los transbordadores espaciales de la NASA fue hecha con un porcentaje mínimo de los 196 billones de dólares que costó esa última misión que termino en una explosión catastrófica 73 segundos después del lanzamiento. Simplemente pone en evidencia los pocos avances de la NASA, a cambio de los presupuestos billonarios, que pudieron ser canalizados a desarrollo o a investigaciones más productivas. Hoy la empresa del señor Elon Musk, demuestra que puedes hacer lo mismo con bajo presupuesto. Los bajos precios de lanzamiento de SpaceX, especialmente para satélites de comunicaciones que vuelan a una órbita geoestacionaria, han provocado una presión del mercado sobre sus competidores para que reduzcan sus propios precios. Antes de 2013, el mercado de lanzamiento de COMSAT, competido abiertamente, había estado dominado por Arianespace y por International Launch Services. Con un precio publicado de 56.5 MDD por lanzamiento (los cohetes Falcon 9 eran ya los más baratos en la industria). El reutilizable Falcon 9s podría bajar el precio en un orden de magnitud, A su vez, reduciría el costo del acceso al espacio aún más a través de economías de escala. SpaceX ha indicado públicamente que, con el desarrollo de la tecnología reutilizable, los precios de lanzamiento en el rango de 5 a 7 MDD. En 2014, SpaceX había ganado nueve de cada 20 contratos que compitieron abiertamente en todo el mundo.

Mi recomendación final, es abstenerse de hacer juicios frívolos sin tener conocimiento de causa, escuchar opiniones sensatas e informadas y así ir formándose un criterio, lo cual me recuerda que todos somos incompetentes para algo. ¡Animo! la vida se reiniciará de una mejor manera y este lanzamiento es un respiro para la humanidad que está que arde con el caso del señor Floyd.