Convivir contra la violencia

TIJUANA.- La convivencia ciudadana a través del arte, la cultura y el deporte, como herramientas de prevención a la violencia y al delito, es el eje que guía la campaña “Vivamos la Calle”, proyecto encabezado por la Fundación Entijuanarte y que será replicado en Monterrey y Ciudad Juárez.
 
Con diversas actividades artístiticas, deportivas y festivales, en las zonas urbanas de Tijuana con altos índices de criminalidad, como los son Camino Verde, Mariano Matamoros y Granjas Familiares, iniciarán las albores del proyecto los días 8, 15 y 22 de febrero respectivamente, donde se busca la participación de las familias en cada colonia, mediante la apropiación de sus espacios públicos.
 

“Este es un llamado a la ciudad para que se den cuenta de que las cosas se pueden hacer desde la sociedad civil, sumándote a los esfuerzos del gobierno, imponiendo la voluntad de hacer las cosas, la voluntad de cambiar y ser mejores. La convivencia ciudadana creo que es una de las cosas más importantes, y a veces la hemos perdido”, comentó Julio Rodríguez, director general de Entijuanarte.
 
Este esfuerzo liderado por la Fundación Entijuanarte, se coordina con el apoyo del Comité Municipal para la Prevención de la Violencia en Tijuana (CMPV), impulsado por Usaid (United States Agency for International Development, por sus siglas en inglés).
 
En entrevista para El Informador de BC, Julio Rodríguez, compartió los detalles de este proyecto:
 
 
¿En qué consiste el programa Vivamos la Calle?
 
Vivamos la calle es un programa que se ha desarrollado por una iniciativa de Usaid. Está encaminado a desarrollarse en Monterrey, Ciudad Juárez y Tijuana. Nosotros como Entijuanarte somos los implementadores del programa en esta ciudad. 
 
Usaid hizo una convocatoria a nivel nacional y nosotros salimos ganadores para Tijuana. Nuestra responsabilidad en primera instancia es darlo a conocer; segundo es gestionar y enlazarnos con organizaciones que también están siendo apoyadas por este mismo programa, de las cuales hay diez, y que ya están trabajando en los polígonos de la ciudad, o ya están empezando a hacerlo.
 
Son tres polígonos que se designaron por su mayor índice de violencia: Camino Verde, Granjas Familiares y Mariano Matamoros. Ahí se va a implementar este programa.
 
Lo que estamos haciendo es implementar programas en tres ejes principales: Convivencia con la familia, con los jóvenes y en la comunidad. 
 
También hay programas de prevención a la violencia, del bullying, cuestiones de violencia en el noviazgo. 
 
Hay una parte de concientización con una serie de programas y talleres, con la ayuda de varias organizaciones que están involucradas, como el Patronato de la Orquesta de Baja California; los Scouts de México; Cómplices comunitarios; El Globo, que es un Centro Cultural; La Casa de las Ideas, de Camino Verde; entre otras que están ya trabajando en los tres polígonos. 
 
 
 
¿Qué ofrecerán los festivales a realizarse en estos polígonos?
 
Se realizarán en cada uno de los polígonos. Vivamos la Calle va a ser en la fecha de los festivales, que es arte urbano, música, deporte, talleres. Se va a hacer una convocatoria a nivel de la zona de impacto para desarrollar cada uno de los festivales.
 
La idea es que aquí estén las organizaciones trabajando con sus talleres, haciendo contacto con la comunidad, instituciones como el DIF, Inmujer, Imdet, para que las personas tengan un mayor conocimiento del apoyo que tienen a su alcance.
 
 
¿Consideran esto como una faceta social de Entijuanarte?
 
Definitivamente. Nuestro interés fue primero que nada integrar a Entijuanarte como un programa permanente durante el año. Ya habíamos trabajado con varias acciones comunitarias en diferentes años, pero no habíamos contando con un programa tan completo como este, con un respaldo de estudios, de apoyo publicitario, de marketing y sobre todo de otras organizaciones que están haciendo cosas.
 
Nosotros nos estamos uniendo a ese esfuerzo, que es hacer visible todo este trabajo. Que la gente lo vibre, los sienta y lo haga suyo.
 
 
¿Tendrá una periodicidad este programa?
 
La mayoría de las organizaciones empezamos a trabajar desde julio del año pasado a septiembre u octubre. Todos tenemos programas a desarrollar durante un año. 
Se empezó con investigación, enlace, gestión en las zonas; y la otra parte son acciones más concretas, de talleres, festivales.
 
Por lo pronto estaremos trabajando pasada la mitad del año, y existe la posibilidad de replicarlo el siguiente año. 
 
 
¿Cree que esto puede ser un ejemplo de responsabilidad social, lejos de solo exigir al gobierno como sociedad?
 
No creemos en el discurso, sino en las acciones. Para poder decir que el arte cambia y es algo positivo para nuestra sociedad, es algo que estamos buscando ponerlo en práctica. 
 
Yo ya lo he visto, cambios en jóvenes, en estas comunidades, ejemplos que empiezas a vivir, que te motivan a continuar con estos proyectos. 
 
 
Para más información se puede consultar: www.vivamoslacalle.org y facebook.com/vivamostijuana