Continúa búsqueda de siete turistas en el Golfo

SAN FELIPE – Tres días después de que una embarcación con 44 personas naufragó en las aguas del Mar de Cortés, siete personas aún no aparecen.

 
Hasta ayer, la búsqueda emprendida por personal de la Marina mexicana y la Guarida Costera no había dado con el paradero de los desaparecidos de origen estadunidense.
 
Por lo pronto, la única persona reportada fallecida fue identificada como Leslie Yee, ciudadano estadounidense, luego del naufragio del barco "Erick" en las aguas del Golfo de California.
 
El gobernador José Guadalupe Osuna Millán señaló que el turista fallecido es de nacionalidad estadounidense, pero de ascendencia china, por lo que se tramita desde el país oriental el traslado a sus familiares.
 
Más de 20 turistas estadounidenses que viajaban en la embarcación –que llevaba 44 personas abordo- se internaron en el mar el domingo pasado, como lo habían hecho otros años a la víspera del Día de la Independencia de su país: querían pescar y pasarla bien.
 
El martes, sus compañeros de viaje esperaban ansiosamente saber de ellos mientras la Armada de México y la Guardia Costera de Estados Unidos ampliaban su búsqueda en el Mar de Cortés, manteniendo la esperanza de que los desaparecidos hayan sido capaces de sobrevivir en las apacibles aguas del Golfo.
 
“Cada hora que sigue desaparecido, la esperanza choca con la realidad”, dijo Gary Wong, cuyo hermano menor Brian, de 54 años y residente de Berkeley, está entre los turistas desaparecidos.
 
Una estación local de televisión de California reportó erróneamente que Brian Wong, quien trabaja para el condado de Alameda y tiene dos hijas, estaba entre los muertos, lo que ocasionó que la familia tuviera que tranquilizar a su desesperada esposa.
 
Una tormenta repentina apareció el domingo temprano haciendo zozobrar el barco de 25 metros de escola. La tripulación y los pescadores se aferraron a hieleras, salvavidas y chalecos salvavidas durante más de 16 horas.
 
La Marina Armada y otros botes de pescadores recogieron del agua a 19 turistas y a los miembros de la tripulación a última hora del domingo. La embarcación se hundió aproximadamente a 96 kilómetros al Sur del puerto de San Felipe.
 
El domingo era el segundo día de un fin de semana de pesca que el grupo había organizado durante varios años aprovechando la festividad del Día de Independencia de Estados Unidos (4 de julio).
 
Gary Wong estaba celebrando su primer día como jubilado realizando este viaje con tres hermanos. Comentó que sus hermanos, incluidos Craig y Glen, hicieron este viaje antes en dos ocasiones.
 
Wong pensó que iba a morir cuando la tormenta aventó el barco. "Pensé, 'Oh, mi Dios, mi primer día de jubilación y me hundo en un bote", manifestó. "¿Todo ese trabajo para qué? ¿Para estar dos metros bajo tierra?".
 
Wong se ha convertido en el vocero de las familias que buscan información sobre sus seres queridos. (con información de Excelsior)