Constitución General de la República

Por Carlos Murguía Mejía

Se cumplieron 102 años de la promulgación de nuestra Constitución vigente promulgada un 5 de febrero de 1917 en el teatro Iturbide en Querétaro. Los trabajos previos se llevaron a cabo del 1 de diciembre de 1916 al 31 de enero de 1917; en la elaboración del documento participaron 151 Diputados Constituyentes. El Territorio de Baja California Norte, fue representado por el Doctor Ignacio Roel Treviño, oriundo del Estado de Nuevo León, y avecindado en la ciudad de Mexicali.

La firma de nuestro Pacto Fundamental por el primer Jefe del ejército constitucionalista General Venustiano Carranza Garza.

Planes políticos, proclamas, manifiestos y textos constitucionales fueron el antecedente inmediato de la Constitución de 1917. Cayó la dictadura de Porfirio Díaz, existía luto nacional por un millón y medio de muertes en una revolución, el asesinato de Francisco I. Madero todavía calaba, la desigualdad social imperaba y la constitución de 1857 era francamente inobservada. Los Diputados Constituyentes impulsaban un verdadero real sistema de mercado sin monopolio, extinción de latifundios, recuperación de recursos naturales, reivindicaciones de derechos laborales, un verdadero federalismo e independencia de los poderes; amén, del apotegma “Sufragio Efectivo. No Reelección.”

Nuestra actual Constitución, fue la primera en el mundo que incluyó además de los derechos humanos de primera generación civiles y políticos, los derechos sociales.

De capital importancia es resaltar que la actual Constitución y a pesar de haber tenido más de quinientas modificaciones en sus primeros 30 artículos, aborda las garantías constitucionales y derechos humanos; y la segunda, instituciones públicas y forma de gobierno.

Los artículos 3, 27 y 123, merecen especial comentario.

Articulo 3.- Toda persona tiene derecho a recibir educación, el Estado federación y municipios obligados a ello. La educación debe ser laica, gratuita, obligatoria, sin fanatismos ni servidumbres.

Articulo 27.- La propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional, corresponde originariamente a la Nación, la cual ha tenido y tiene el derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares, constituyendo la propiedad privada.

Artículo 123.- Toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil; al efecto, se promoverán la creación de empleos y la organización social de trabajo, conforme a la Ley.

En suma, educación, salud, vivienda, vestimenta, alimentación, trabajo justo y bien remunerado serán el mínimo de garantías sociales en favor del gobernado.

Por otra, el derecho de tránsito, de petición, certeza jurídica, de asociación y libertad de expresión; estos son de carácter irrenunciables.

La vida política, social y económica de 1917 a la fecha no ha sido nada fácil; sin embargo, nuestra constitución es hermosa y debemos resaltar en este modesto ensayo el esfuerzo de compatriotas que fallecieron en una gran gesta heroica como fue la revolución mexicana para reivindicar en favor de la patria mejores condiciones de vida.

Ha habido otros cambios no menos importantes como: La Ley de Amparo, Leyes Electorales, instituciones Jurídico Fundamentales, Reforma energética y creación de organismos públicos constitucionales autónomos (INE, Cofetel, Cofese, CRE y etc., etc.).

Por mi parte, y a título particular, en contra radical y categóricamente de la reelección por los motivos históricos aludidos anteriormente; así como la entrega de los bienes estratégicos de la nación con la ausencia de la rectoría y tutela del Estado Mexicano.

Así pues, expreso a 102 años de nuestra Constitución, un reconocimiento a todos y cada uno de los héroes nacionales que nos dieron patria y libertad.