Consejo Universitario respalda a rector de UABC

Redacción/Infobaja

Tijuana. El Consejo Universitario avaló al rector de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), Felipe Cuamea Velázquez, en relación a la inversión que realizó en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) con dinero de la institución.

En un comunicado de prensa informó que la sesión extraordinaria se llevó a cabo en Tecate. Destacó que la UABC es ante todo una institución que desarrolla principalmente las actividades de la docencia, investigación y extensión de la cultura, que se rige por los principios de la pluralidad, libertad y respeto. “La UABC es una institución pública. Aunque forma parte del estado es autónoma del gobierno, lo cual no significa confrontación ni subordinación hacia ninguno de los poderes estatales”.

“Las relaciones institucionales deben ser de respeto y colaboración dentro de la ley. El Rector debe conducirse con prudencia, pero con firmeza… el Rector es el primer defensor de la autonomía universitaria. Tenemos que defender la autonomía de la UABC. La universidad solo podrá cumplir los fines que le encomendó la sociedad, si defiende su carácter académico y permanece ajena a la política. La UABC debe ser autónoma del Gobierno, de los partidos políticos y de todos aquellos intereses ajenos a nuestra misión educativa”. 

“La UABC, como su ley y su nombre lo indican, es una institución educativa autónoma. La autonomía universitaria significa la capacidad de autogobernarse, para el cumplimiento de sus fines esenciales de docencia, investigación así como difusión de la ciencia y la cultura. No hay lugar a confusión alguna: la UABC es dirigida por sus órganos de gobierno, en los términos que indica la ley”.         

“La autonomía universitaria se sustenta en las disposiciones de la Constitución Federal y está reglamentada por la Ley Orgánica de la Universidad. La autonomía universitaria, definida por la Constitución Federal y la Ley Estatal, es una característica jurídica que permite a las instituciones de educación superior organizar su vida interna sin presiones del exterior, a fin de que puedan cumplir en forma adecuada con sus fines esenciales de docencia, investigación y cultura”.

 “Hay que aclarar que la Universidad es autónoma. Como toda institución pública está sujeta al cumplimiento de las tareas para las que fue creada, a la transparencia en el ejercicio de los recursos de la sociedad, a la rendición de cuentas, así como a las responsabilidades oficiales”.

 “A la sociedad no le sirve una universidad desviada de las tareas educativas, ni convulsionada por los conflictos abonados por quienes se han alojado en la añoranza de tiempos pasados. A diferencia de las visiones nostálgicas de otra época, la UABC no es una institución de huelgas, de paros, sino el ámbito ideal para el análisis libre de las ideas, de generación de conocimiento, es espacio de aprendizaje. No construye barricadas, forma ciudadanos libres y profesionistas; no postula dogmas sino ideas libres y conocimiento científico”.

 Cabe destacar que el Consejo Universitario manifestó su apoyo al Rector, primero con un aplauso de pie, y luego tomando la palabra académicos, administrativos y alumnos para externar su felicitación y reconocimiento por la defensa a la autonomía universitaria que ha realizado ante los diversos señalamientos que se han ventilando por legisladores.

 Reformas a normativas aprobadas por el Consejo Universitario

Con el objetivo de fomentar, fortalecer y garantizar los derechos humanos en alumnos, docentes, personal administrativo y egresados de la UABC, se aprobaron en las sesiones ordinaria y extraordinaria del Consejo Universitario, reformas a los ordenamientos jurídicos más relevantes de la máxima casa de estudios, en relación a este tema.

 Se modificó el artículo 3 del Estatuto del Personal Académico, en donde se señala que los docentes tienen como funciones impartir educación para formar profesionistas, investigadores, profesores universitarios y técnicos útiles a la sociedad, “con perspectiva de los derechos humanos”, en los términos del artículo 4 -ya modificado-, del Estatuto General.

Respecto al artículo 15 se especifica que “el alumno es el centro de la actividad universitaria…”  a lo que se agregó “… y titular de los derechos humanos, favoreciendo con ello, en todo tiempo, su protección más amplia”. El artículo 1 del Estatuto Orgánico del Tribunal Universitario, en el que se establece la creación de este organismo para resolver litigios y conciliar los intereses en conflicto, se instituyó que esto será en respeto pleno al derecho universitario y “bajo la perspectiva de los derechos humanos”.

Asimismo, se reformaron los artículos 4, fracciones I y III; 6, fracción III, y 7 del Estatuto General de la UABC, los cuales están relacionados a la formación de profesionistas, la impartición de la cultura y las acciones que permitan conocer y promover en todos los miembros de la comunidad universitaria el respeto de los derechos humanos, así como que las autoridades universitarias están obligadas a protegerlos y garantizarlos.