Confundir mal y bien, y cuando van todos contra todos

Por El Recomendador

Artificialidad, confusión de planos, y estiramientos hasta el absurdo parecen ser recursos de moda en la narrativa actual de películas y series. Netflix sigue insistiendo narrativas atiborradas de elementos contradictorios. Contrasto aquí dos narraciones fallidas, con una exitosa comedia inglesa Las primeras dos son:

1.-Lou, película norteamericana de 2022 que ha logrado una casi unanimidad crítica que la califica como una obra fallida, con un guion ridículamente exagerado y con una mezcla horriblemente aburrida y floja de clichés sacados de otras películas del género.

Si eliges ver esta película, no te llames sorprendido si ves peleas a muerte entre madre e hijo, persecuciones y proyectos de venganzas colectivas sin causa comprensible y la ambigüedad de escenas de odio y de amor sucesivo y del todo inexplicable en las mismas personas.

Una mujer capacitada como espía habilísima y hábil asesina, ya cercana a los sesenta es agente de una CIA identificada como absolutamente perversa y que quiere asesinar gente que supuestamente posee documentación que confirma las terribles traiciones del imperialismo yanqui en el mundo.

2.- El Diablo en Ohio, miniserie canadiense con el tema de las sectas que adoran a Satanás y lo sirven atormentando a sus feligreses.

La sinopsis nos dice que una psiquiatra acoge en su casa a una misteriosa adolescente, fugitiva de una secta, pero su mundo se pone patas arriba cuando comprueba que la llegada de la chica amenaza con destrozar a su propia familia.

Un crítico dice de esta miniserie que tiene una desvergüenza que entretiene. No se sabe si es para dar más risa o para sufrir espantos alrededor de una niña cruelmente tasajeada en la espalda con la estrella de Satán, o con una siquiatra bondadosa, pero con un pasado desquiciante y contradictorio que se juega la vida de ella misma y de los suyos enfrentándose a una secta demoniaca.

El crítico Daniel D’Addario del Varietty nos dice: “El diablo en Ohio se siente escrita tan apresuradamente que las costuras se ven con demasiada claridad (…) los personajes flotan a lo largo de los procedimientos, pero ninguna persona en este universo se siente realmente real”.

Netflix invierte mucho basándose en sus propios espejismos y por eso pierde cada vez más clientela. El contraste pudiera ser, tal vez esta comedia inglesa que se puede encontrar en la plataforma Europa:

3.- Los Durrels (The Durrels), serie inglesa de la BBC que lleva cuatro temporadas. Esta comedia romántica trata de una viuda y sus hijos, cada uno con una personalidad muy bien detallada y actuada que puede fascinar a los que la miren y que contiene una especie de remembranza de los viejos relatos cinematográficos sin grandes pretensiones.

¿Puede irse a refugiar una familia en una isla griega pueblerina hasta el grado de “aullar”?  Y, sin embargo, no falta un crítico que califique este guion de ridículo y diga que trata sólo de chismes de alcoba. Y los hay, pero simpáticos y comprensibles, al menos. De ella dice un crítico: una alternativa y cautivadora frente a los ruidos y la furia de tantos dramas actuales.