Con un pie afuera de la empresa

Por Héctor Fernando Guerrero Rodríguez

Al grupo poblacional nacido entre los años de 1971 y 1985 se le conoce comúnmente como la Generación X. Algunos estudiosos difieren en el rango, pero en lo que coinciden es que son los que además de haber sido testigos de cambios históricos como la caída del Muro de Berlín, el fracaso del comunismo entre otros eventos, es la generación que actualmente ha sido liderada de manera directa por los conocidos como Baby Boomers, que son identificados frecuentemente como los que viven para trabajar, a diferencia de los X que se jactan de trabajar para vivir.

 

Al ser una generación que ronda alrededor 40 años de edad, significa que su conocimiento obtenido a lo largo de 20 años de experiencia les proporciona la preparación suficiente para tomar las riendas de las corporaciones. Sin embargo es innegable su avance se ha visto obstaculizado en cierta medida por la generación que los antecede y su resistencia por diversas causas a ceder sus espacios.

Una encuesta publicada por Centro para Innovación del Talento muestra que un 37% de los de la Generación X tienen un pie afuera de sus empresas actuales, ya que consideran no durar más de tres años, esto porque su siguiente paso en su carrera profesional se ve obstruido por algún Baby Boomer y para poder avanzar deben hacerlo en una compañía distinta.

Una recomendación que da la especialista en talento humano y presidente del Centro para la innovación del Talento Syilvia A. Hewlett para poder retener a los X’s es ponerlos a cargo de la toma de decisiones importantes y de impacto y tener el control de las mismas. Para esta generación trabajar en situaciones que no son bien definidas y que están en constante cambio, no le es complicado, y esa es una habilidad que debe tomarse en consideración.

Otra recomendación es también estar constantemente mostrándoles el sendero que puede tomar sus carreras dentro de su empresa actual en el mediano plazo. La cultura de la opacidad en términos de incrementos salariales o rutas de desarrollo, crea una sensación de incertidumbre y detona frecuentemente la búsqueda de oportunidades fuera.

La flexibilidad laboral y el balance de vida son aspectos muy valorados para este grupo generacional, aun cuando no tengan hijos todavía o hayan decido no tenerlos. Los objetivos abrumadores que demandaban una disponibilidad 24/7 no empatan con su mentalidad. Tener disponibilidad de disfrutar aquello o de aquellos para los que trabajan es clave en su forma de ver la vida.

Finalmente, como lo afirma la autora Silvia A. Hewlett: “La Generación X se puede sentir como que están en el lugar incorrecto, en el momento inadecuado. Sin embargo no lo es así, ya que son los portadores de las habilidades, conocimiento y experiencia apropiada que hacen factibles sus aspiraciones”.

 

Correo: hector.guerrero@medtronic.com

Twitter: @HectorFGuerrero

 

Referencia: Gerente de Recursos Humanos Medtronic México. Ex Presidente de ARHITAC. Vicepresidente Index Tijuana

 

Compartir
Artículo anteriorBendito PIRE, 2ª Parte
Artículo siguienteTesla… ¿Nikola?